PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Lunes 25 de enero 2021 Contacto
InicioPortadaDestacadasEspecialesBoliviaCoronavirusMundoViralesMás leído
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Álvaro Riveros Tejada

Fuegos Artificiales


2020-11-24 - 18:25:29
Fuimos sorprendidos con la detención del exministro de Defensa de México,general Salvador Cienfuegos Zepeda, en el aeropuerto de Los Ángeles, California, por la justicia de los Estados Unidos, bajo los cargos de narcotráfico y lavado de activos, incidente que se suma a la anterior captura del exministro de Seguridad Pública, Genaro García Luna, hace once meses en Dallas (Texas), acusado de traficar al menos 53 toneladas de cocaína a los EE. UU., donde guarda detención en una cárcel de Nueva York. Dichos arrestos desfiguran substancialmente la imagen “honrada” del izquierdista Manuel López Obrador, restándole toda autoridad moral, en especial en lo que hace al Foro de Puebla, un engendro creado por él, como instrumento sustitutivo al Foro de Sao Paulo.

Curiosamente, ambas narco capturas, lejos de distanciar al provecto mandatario azteca de su temido vecino, con quien se suponía la existencia de insalvables diferencias político-doctrinarias, conforme la ley del magnetismo sobre los polos opuestos, contribuyeron a atraerlos más que nunca, dadas las suficientes muestras de obsecuencia concedidas por el primero, que llegaron al extremo de dejar en el tintero el muro del oprobio racista ofrecido por Trump, para evitar el ingreso de drogas, a cambio de la devolución de su general narcotraficante.

Ante esta insólita actitud de la honorable e intachable justicia estadounidense, que nos trae a la memoria la suerte corrida por el general panameño Manuel Antonio Noriega, o, sin ir muy lejos, la de nuestro ex Zar antidrogas, Gral. René Zanabria, sólo nos resta inferir los motivos que podrían haber mediado para asumir semejante determinación que, como señal de gratitud, logró de yapa, que el gobierno de Lopez Obrador no reconozca hasta hoy la incierta victoria deJoe Biden a la presidencia de los EE. UU.,alineándose impúdicamente a la estrategia, buena o mala de Donald Tump, de mantenerse a toda costa en la Casa Blanca.

Admitir el comunicado del fiscal general de EE. UU. William Barr y el de su homólogo mexicano, Alejandro Gertz Manero sobre este raro proceder, apelando a "la sólida alianza" entre México y Estados Unidos en cuestión de orden público para la toma de esta decisión, es como creer en la existencia de pajaritos preñados.

En el mejor de los casos, preferimos inclinarnos hacia la ineludible repetición de la historia y aferrarnos a la resurrección de un renovado caso Irán-Contras, en el que altos miembros del gobierno de los EE.UU. bajo la presidencia de Ronald Reagan, facilitaron la venta de armas a Irán, así como la utilización del narcotráfico para financiar grupos de insurgentes conocidos como los Contras, que se oponían al gobierno del Frente Sandinista de Liberación Nacional de Nicaragua, padres de la actual narco dictadura que todavía rige allí.

De esta manera, se estaría gestando el verdadero Armagedón entre las fuerzas oscuras de la droga, bautizadas con hábil eufemismo como “Foros del Socialismo del Siglo XXI”, o la guerra interplanetaria, como uno de sus oficiales acemilados se atrevió recientemente a presagiar, versus las fuerzas del imperio que, al parecer, ya lo tienen penetrado con miras a la captura del poder regional. Suponemos un desenlace, donde las fuerzas militares de la Unión no dudarán en aniquilar a los rebeldes, echando mano nuevamente de militares como el Cnel. Oliver North; elgeneral Cienfuegos y hasta a los Fuegos Artificiales

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2021
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0