PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Lunes 19 de octubre 2020 Contacto
InicioDestacadasMás recienteMás leídoTendenciasBoliviaSociedadMundo
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Ciro Añez Núñez

Sea coherente, vote libremente y sin miedos


2020-10-14 - 20:21:18
Seamos coherentes, no nos boicoteemos a nosotros mismos, reduciéndonos en un electorado recluido en el miedo, la frustración y la inconsistencia.

No temamos ni desmayemos, evitemos ser ingenuos convirtiéndonos en la mercancía en el lucrativo negocio del miedo.

Existe un gran negocio montado en torno al miedo de las personas, por cuanto la exageración propagandística de la misma se traduce en significativas plusvalías económicas.

En estos tiempos electorales, miedo es hoy lo que vende la casta política como axioma de rentabilidad electoral y la seguridad como el intangible más oneroso que el político dice brindarlo gratuitamente.
No permitamos ser timado bajo el utilitarismo exacerbado (el famoso y trillado invento condicionado del voto útil). No te conviertas en mercancía electoral y tampoco caigamos en el ardid de obtener nuestro voto basado en la angustia, esto es, miedo del pasado y del futuro.
Pasado y futuro son los tiempos que se conjugan en la emoción de angustia, que se expresa mediante la culpabilidad y la preocupación.

Hay quienes angustiados viven elucubrando lo complejo que es la vida cuando muchas veces somos nosotros mismos quienes nos saboteamos pues lo simple volvemos sofisticado, complejo, complicado y hasta perturbador; por lo tanto, no son los tiempos los culpables sino uno mismo y la ausencia de sentido común.

El ser humano manipulador muchas veces es capaz de crear el caos para justificar su supuesta "imprescindibilidad". Es decir, hasta lograr obtener el pretexto de que su presencia es útil, necesaria, imprescindible e insuperable.

El pueblo cuando es sometido a dichos niveles de manipulación, no solo se traga el cuento, sino que además otorga poder al manipulador sobre su tranquilidad y su propia vida.

Es típico de un manipulador crear dependencia, hacer sentir mal y generar sensación de culpabilidad.

De allí que es importante verbalizar las estrategias del manipulador para evitar ser su presa, esto es, dejar en claro el mensaje: «Tus técnicas de guerrilla no funcionan».

En otras palabras, es menester no entrar en su juego, por lo tanto, el electorado debe entender que a un manipulador hay que desarmarlo y para ello amerita ser coherente con nuestras convicciones, identidad y potencialidades.

La Constitución afirma "la soberanía reside en el pueblo" (art. 7), esto no sólo es un postulado teórico pues debe necesariamente materializarse en los hechos evitando ser convertido en una marioneta manipulable y mentecata.

Debemos saber gestionar adecuadamente nuestras emociones. Debemos controlar el estrés emocional y mantener coherencia con las emociones positivas más que con las negativas.

Debemos ser coherentes con nuestros principios y valores superiores pues si el valiente pueblo boliviano constituido por la sumatoria de individuos salió en defensa de sus libertades individuales y gracias a una Bolivia unida logró que huya el dictador y tirano, no permitamos que cifras, datos y verborrea nos manipule a punta del miedo, la ansiedad y el pánico, cuando esas emociones son más bien las que debería sentir el político corrupto, hipócrita, populista, criminal, abusivo y atropellador. No así el pueblo.

El día de las elecciones, nuestro voto debe ser libre de manipulación y condicionamientos, sin miedos y con coherencia, siempre cuidando el voto y saliendo en defensa de nuestras libertades individuales teniendo por convicción y evidencia los 21 días de fe y coraje, un verdadero triunfo del pueblo boliviano no de los políticos ni del abuso de poder (tampoco debemos sorprendernos ni aturdirnos cuando veamos a políticos oportunistas colándose a las conquistas históricas del “pueblo boliviano”, siendo que éste último fue quien de forma protagónica salió en defensa de su derecho a vivir en democracia, art. 1 de la Carta Democrática Interamericana).

El pueblo boliviano jamás debe dejar de ejercer el control social (arts. 241 y siguientes de la Constitución) hacia la autoridad elegida y los servidores públicos pues son ellos quienes deben rendir cuentas de sus actos en la administración pública y en su relacionamiento con el soberano (reiterando, pueblo como la suma de individuos).

Para ampliar la lectura sobre esta temática electoral, sugiero acceder a los siguientes links:
http://ciroanez7.blogspot.com/2020/10/es-tiempo-de-vivir-con-sentido-comun-y.html y

http://ciroanez7.blogspot.com/2020/10/la-importancia-de-vocales-electorales.html

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2020
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0