PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Lunes 19 de octubre 2020 Contacto
InicioDestacadasMás recienteMás leídoTendenciasBoliviaSociedadMundo
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Dante N. Pino Archondo

Las ofertas económicas del ensueño


2020-09-23 - 21:53:37
Mirar con los ojos de la objetividad y pisar tierra es para los negocios fundamental. Analizar la situación macroeconómica de un país es igual. El viejo dicho de “soñar no cuesta nada” sirve para crear planes económicos basados en la imaginación y los buenos propósitos. Es algo que vienen haciendo los asesores económicos de los candidatos en pugna electoral. Varios de ellos (CC y Libre 21 y hasta hace poco Juntos) nos andan diciendo que con 8 mil millones de dólares se puede enfrentar la crisis económica y de esta forma encarar sus proyectos sociales.

Si esto fuera así, lo que cabe es realizar una prueba de consistencia para estar seguros de que tal cosa es posible.

Veamos:
El ahorro nacional, que es la suma de los ahorros del sector público, privado y hogares alcanza alrededor del 10 al 14 por ciento del PIB, esto representa entre 4 mil y 5.6 mil millones de dólares, pero usar todo el ahorro en un plan de gobierno no es posible, así que si nos ponemos la meta del 50 por ciento tendríamos entre 2,5 a 3 mil millones en la bolsa.

Los organismos multilaterales de crédito (BID, CAF y BM) financian a Bolivia entre 400 a 700 millones de dólares año. En condiciones normales. Pero ahora dado el problema de la pandemia y la ausencia de capitalización de estos Bancos, hacen que su disponibilidad crediticia sea menor.

Pero además si somos realistas, estos Bancos, prestan para proyectos concretos, los mismos que deben contener todos los requisitos solicitados para su aprobación, como la factibilidad económica-financiera, estudios ambientales etc. Esto demandaría para ser optimistas entre cinco a siete meses de trabajo para el nuevo gobierno. Si sumamos a este tiempo el que se necesita para aprobarlos, otros cinco meses, tenemos un año cuando menos.

Por ahora Bolivia ocupa el sitio 107 entre 141 países en el índice del Foro Económico Mundial de la competitividad, debido especialmente a la debilidad institucional que tenemos, el ambiente de negocios que prevalece y el funcionamiento del mercado. En otras palabras, no somos un país elegible para la inversión extranjera, eso tiene peso en los Bancos señalados a la hora de evaluar las peticiones crediticias.

Entonces, si el ahorro nacional es bajo, si los topes promedio de desembolso de los Bancos alcanzaría máximo a 1.500 millones de dólares, si los ingresos nacionales provenientes de las exportaciones han caído de 6 mil millones a 2.500 millones y el 70 por ciento de la economía nacional es informal, si estamos catalogados como país de riesgo crediticio, todo esto unido a una inestabilidad política, ¿cómo se pretende alcanzar a financiar 8 mil millones de dólares?

Antes de lanzar afirmaciones de alto contenido político que en el fondo son sueños de ilusionista, ya viene siendo hora de que los candidatos dejen de tejer sueños en el aire y pisen cable a tierra. No sin antes preguntarse cual es la capacidad de gasto real que tiene el Estado Plurinacional. El gobierno de la dictadura masista, programaba todos los años presupuestos millonarios y en 14 años nunca pudo ejecutarlos. Y no vamos a decir que Evo Morales no gastaba, cuando hizo lo que le dio la gana con el presupuesto general y ordenó proyectos como el de la Urea, como el del polipropileno, como el ingenio de San buenaventura y otros gastos millonarios sin ton ni son, aún así le faltó manos y boca para derrochar. Es decir, la economía tiene un techo delimitado por varios factores: el tamaño de sus instituciones, su mercado, su capacidad de producción y productividad, su ordenamiento jurídico y garantías a la inversión etc.

Es cuando menos deseable que el próximo gobierno que estará rodeado de la institucionalidad que la dictadura ha dejado, junto con una Asamblea Legislativa mayoritaria, tenga claro que no tendrá el apoyo político para acompañar sus políticas y menos cuando se trate de endeudamiento externo.

Por estas razones mejor sería ser objetivo a la hora de andar ofreciendo el cielo y la tierra como si tal cosa fuera asunto de buena voluntad.

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2020
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0