PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Sábado 26 de septiembre 2020 Contacto
InicioDestacadasMás leídoMás recienteTendenciasBoliviaSociedadMundo
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Jorge V. Ordenes L.

Virus postra zona del euro en dura recesión


2020-08-05 - 21:25:42
Desde que surgió la pandemia los países del mundo sin excepción han cuidado fronteras emitiendo más de 65.000 limitaciones y restricciones al desplazamiento de personas. Europa ha limitado drásticamente el ingreso de personas procedentes de EEUU porque la epidemia está haciendo estragos en ese país al extremo de que incluso hoy el número de casos aumenta y de muertes también en gran medida porque su gobierno creyó, a lo Bolsonaro, que se trataba de una gripe que pasaría y todo regresaría a la normalidad. No fue así ni mucho menos. Muy al contrario, varios países isla o segmentos de éstos cerraron fronteras y prepararon a la población con medidas de distanciamiento social y otras que hasta ahora son ejemplo: Uruguay, Paraguay, Formosa, Singapur, Guam.

El 30 de julio la Agencia Federal de Estadísticas de Alemania, Destatis, hizo saber que el segundo trimestre de 2020 la economía alemana se contrajo 10,1% en comparación con el primero como resultado de las medidas tomadas para contener la expansión del Covid-19. Es la mayor contracción de los últimos 50 años; también reportó bajas similares en las exportaciones, importaciones, el consumo interno y en las inversiones en maquinaria y equipo. El bajón situó al producto interno bruto en su nivel de hace diez años, aunque pudo haber sido peor. Las medidas tomadas en Alemania fueron relativamente más tenues y menos prolongadas que las de otros países. Además el país respondió con una de las más expansivas políticas fiscales del mundo lo que amortiguó el efecto y aceleró la recuperación de la economía. Un día despues del anuncio alemán, la contracción en Francia fue del 13,8%, Italia 12,4% y España 18,5%, respectivamente.

España es la más golpeada en parte porque el verano español es caluroso, invitante e inmensamente comercial donde acude una infinidad de europeos que por decenas de años han pasado vacaciones veraniegas en la península ibérica, sus archipiélagos e islas. Italia y Grecia también atraen y acogen. Pero en 2020 el virus se ha encargado de limitar el número de visitantes al punto de provocar desempleo masivo sobre todo en el sector servicios: transporte, hotelería, sustento, etc., tanto urbanos como playeros. Por lo que en el segundo trimestre de este año la economía española se contrajo 18%, la italiana y francesa también se contrajeron en dobles dígitos. Toda el área del euro se redujo 12,1%.

Según Bloomberg News las contracciones se debieron a las estrictas cuarentenas que afectaron negocios porque la gente se quedó en casa y no gastó dinero, y el turismo se redujo marcadamente. Si bien la contracción de Italia fue menor que la española y la francesa, la deuda italiana es pesada y afecta su crecimiento económico a largo plazo. En realidad, el crecimiento de toda la zona del euro y pese a la ayuda de miles de millones de euros aprobada hace poco por los países pudientes de la Unión Europea, toda recuperación económica dependerá de la intensidad de los rebrotes de virus que ya se manifiestan en varias latitudes. Los países receptores del gran turismo en épocas: España, Italia, Grecia, Portugal y Francia, se verán seriamente afectados.

El área europea del euro en general ha caído en recesión y se hunde paulatinamente más en la medida que el Covid-19 regresa cunde y daña masivamente sobre todo en el segundo trimestre del 2020 situando al área en una situación de crisis de la que tomará años extraerse… lo que no es nada halagüeño sobre todo con el resto del mundo también azorado.

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2020
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0