PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Jueves 06 de agosto 2020 Contacto
InicioDestacadasMás recienteMás leídoEspecialesBoliviaSociedadMundoEscenarios
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Jorge V. Ordenes L.

El precio justo del licenciado Juan de Matienzo


2020-07-14 - 21:55:23
El protoeconomista, jurista, pensador y escritor en latín Juan de Matienzo (Valladolid 1520 - La Plata, hoy Sucre, 1579), de una familia de funcionarios reales, se licencia en Leyes, U. de Valladolid, trabaja 17 años en la Cancillería de su ciudad, llega a Relator. Allí conoce a vinculados con El Perú: Agustín de Zárate, Polo de Ondegardo, Vaca de Castro, Pedro de La Gasca. El 22, septiembre, 1558, es nombrado oidor de la flamante Real Audiencia de Charcas y Lima, y presidente de la primera audiencia. Su viaje de España a Lima dura un año. Asume su cargo y jura el 4, abril, 1561 y pronto se destaca por su presteza y sabiduría ante los virreyes Nieva y Álvarez de Toledo al que ayuda en la preparación de “Ordenanzas de Toledo” que rigen tres siglos. El historiador boliviano E. Finot, en Nueva Historia de Bolivia, (1964), p. 98, dice: “El comercio del Alto Perú se vio perjudicado por la falta de rutas adecuadas para mantenerlo. Aunque desde los tiempos inmediatos a la Conquista, por iniciativa de estadistas de clara visión, como el licenciado Matienzo, oidor de la Real Audiencia de Charcas…”

En La Plata Matienzo pronto comprueba cómo suben los precios en las ciudades andinas repletas de plata sobre todo en Potosí. Se percata de la variedad de precios que por el mismo producto se vende y se compra. Así propone el concepto del precio justo. Escribió en latín sobre jurisprudencia, política y administración pública: Dialogus relatoris et advocati que en manuscrito es elegante y circula ampliamente. Póstumo y publicado en Madrid es Commentaria… in Librum Quimtum Recollectionis Legum Hispanae. Otro grupo son: Gobierno de Perú, Memorias sobre la estabilidad y expansión de la provincia de Charcas y Estilo de Cancillería. En Commentaria plantea el desarrollo económico incluyendo el raciocinio sobre el precio justo que contempla el enfoque teológico-moral de Tomás de Mercado.

Según el profesor rumano Orestes Popescu, Matienzo se adelanta más de 200 años al escocés Adam Smith que en 1776 publica La riqueza de las naciones con el asunto de oferta-demanda para determinar un precio. La pregunta es por qué Matienzo no trasciende para constituirse en el padre del precio justo en función a la oferta-demanda en el siglo XVI en que España recaba oro y plata a raudales de América. La verdad es que se necesitó la revolución industrial en buena parte financiada en Europa por el oro español robado y no robado por otros europeos para llegar a la mentalidad de la segunda parte del siglo XVIII.

Popescu atribuye a Martienzo la Escuela de pensamiento económico cuantitavista de Chuquisaca en la que el concepto del precio justo parte de la doctrinas escolásticas sobre “la estimación común o communiter fungi en un mercado libre. El “precio legal” o tasa, Matienzo lo descarta por perjudicial. Refutó la teoría del “valor del trabajo” y resalta el valor de la necesidad, la utilidad, la voluntad de las personas, la escasez del bien y la voluntad para usarlo. Hay un valor intrínseco en los costos de producción y la utilidad del producto. Lo extrínsico es la “común estimación más la necesidad de un bien y su escasez. En el mercado hay una “concurrencia” de rivalidades entre el comprador y el vendedor. La libre competencia es subjetivista…

O. Popescu concluyó que “ni siquiera Europa estaba preparada para aprovechar semejante caudal de conocimientos.” Por eso Popescu atribuyó a Matienzo la fundación nada menos que de una Escuela de pensamiento económico cuantitativista en Chuquisaca.

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2020
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0