PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Jueves 06 de agosto 2020 Contacto
InicioDestacadasMás recienteMás leídoEspecialesBoliviaSociedadMundoEscenarios
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Dante N. Pino Archondo

Los hechos y el relato


2020-07-03 - 22:14:31
Lo que me asombra ¡es el asombro de los demás!. ¿En serio creían que se podía convivir con Evo Morales y su guarida de delincuentes radicados en la Asamblea Legislativa? Resulta ofensivo a la racionalidad. Lo increíble aún es que se le permita participar en la actividad política democrática. Entendamos bien; la democracia no es un saco donde pueden caber todos los gatos. Participan los que respetan los principios y valores de la democracia y se atienen al juego de pesos y contrapesos. Evo Morales nunca respetó nada. La ley para él fue y es un estorbo y los estorbos los hizoa un lado.

Cumplir con la ley fue y es un absurdo desde su perspectiva. Respetar la vida de los demás si se contrapone a sus deseos es lo de menos. Mandó asesinar a los esposos Alexander en el Chapare de manera cruel, a quemar la Gobernación de Cochabamba, planificó la balacera en Pando, fue cómplice del ajusticiamiento de Eduardo Rozsa. Arpad Magyarosi y Michael Martin Dwyer en el Hotel Las Américas en Santa Cruz, persiguió y encarceló a ilustres ciudadanos cruceños acusándolos de magnicidio y separatismo durante 14 años sin poder probar sus acusaciones, golpeó y arrestó a sus hermanos indígenas en el Tipnis, a los discapacitados en La Paz, logró tener mas de 1.500 exiliados ¿alguien puede imaginarse que este asesino tenga ahora respeto por la vida de los bolivianos?

Los hechos desaparecen y se cambian por un relato, o se convierten en opinión. Ahí radica la habilidad de Morales para pasar de victimario a victima. Un ejemplo de esto es el hijo que dijo tener con Gabriela Zapata, afirmando que supo “después” que había fallecido, todos le hicieron coro defendiendo su calidad de padre. El Vicepresidente García afirmó con seguridad que lo cuidó en su enfermedad. Luego todos los hechos se convirtieron en el relato de la mentira. Nunca tuvo el hijo, lo engañaron, todo fue un cuento de la oposición y por tanto el voto del referéndum 21F era inválido.

Se repite lo mismo. Tuvo que renunciar a la Presidencia al ser descubierto el fraude electoral que planificó para las elecciones de octubre 2019, fue tan burdo que la delegación de la OEA, enviada a su pedido, no pudo sino denunciar los hechos dolosos. Ahora resulta que todo fue, otra vez, una mentira. Que el informe de la OEA es falso y que su renuncia no es válida.

Su desprecio por la vida, la ley y la honradez es enorme. Tuvo en sus manos la mayor cantidad de recursos económicos como ningún otro presidente de la República. Despilfarró 50 mil millones de dólares en todo lo absurdo que se pueda uno imaginar: proyectos sin mercado, sin insumos, ni materias primas para funcionar.Empresas de todo tipo sin ton ni son. Compras de lujo para su uso personal: aviones, helicópteros, un edifico de 28 pisos, fiestas diarias y viajes constantes par visitar a Chávez, Maduro y Castro. Llegó al extremo de ir hasta Rusia para ver un partido de futbol. Usó el dinero del pueblo como suyo y se perdió en la vorágine de la adulación, del uso del Poder y de sentirse todopoderoso. Al mismo tiempo que hacia todo esto, los niños en Bolivia recibían una pobre educación, en escuelas abandonadas. La salud era puesta en el ultimo lugar de sus presupuestos y dejaba a los pobres sin hospitales, reemplazando a estos por canchas de futbol. Expandió la siembra de coca y encubrió al narcotráfico, estableciendo un corredor para la cocaína entre La Paz – Caracas y Cuba y obligando a los militares a ser los custodios de esta cadena.

Todo esto, aplicando el relato acostumbrado a tejer, pasa a ser una mentira hilvanada por la derecha neoliberal y el Imperio norteamericano. Lo obligaron a renunciar con un informe falso, la OEA es cómplice de esto. Y en un santiamén tiene un coro que le ayuda desde diarios de renombre en los Estados Unidos y Presidentes en función como el de México, la Argentina, Venezuela (Maduro) y Nicaragua, denunciando al gobierno de la señora Añez como golpista.

Al ser tolerante con la farsa, con el relato, y tratar de confrontar, no los hechos, sino la mentira convertida en verdad, lo que se hace es potenciar el relato. Ya no es posible aplicar la justicia porque los hechos se han convertido en opinión política. Vale tanto afirmar esto como desmentirlo con este otro.

La Presidente Añez ha bajado la guardia y deja que la golpeen. Que la coloquen al mismo nivel de la corrupción y el desgobierno que tuvo Morales. Igualados son lo mismo. En vez de rendir cuentas de lo que hizo, Morales exige que le rindan cuentas. Los hechos se han convertido en mentiras.

Esto no puede considerarse normal. La democracia implica orden y ley. Dejar pasar por alto las violaciones que Evo Morales a hecho a la Constitución y leyes, el daño económico infligido, permitirle participar del proceso electoral, con los mismos derechos que los demás es un error muy caro para la democracia. La transición de la dictadura a la democracia debe ser justa. La Justicia es la base del orden. Si no se la aplica, todo es posible. El apuro electoral llevará a redimir al dictador de sus pecados. Lo habilitaran y potenciaran por haber sido débiles y sin voluntad, sin valor y sin principios.

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2020
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0