PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Jueves 28 de mayo 2020 Contacto
InicioDestacadasPolíticaEconomíaPaísEspecialesMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Jorge V. Ordenes L.

Mancomunado esfuerzo científico mundial


2020-04-27 - 13:12:33
El reto del Covid-19 ha unido a instituciones y científicos en busca del remedio y la vacuna que devuelvan al mundo el devenir y normalidad de finales de 2019. Cerca de 2,5 millones de enfermos y más de 167.000 muertos hasta la fecha destacan la importancia del trabajo de estos científicos en los que viene depositándose esperanzas. Mientras los líderes políticos de países cierran sus fronteras, aquellos aúnan esfuerzos obviándolas. Observadores de varias latitudes comentan que nunca en la historia tantos investigadores de múltiples países han aunado esfuerzo, propósito y urgencia para lograr resultados.
Investigaciones de otra índole se han detenido abruptamente porque saben que el cometido es intrincado ante un virus mutante y desbastador.

La organización noruega “Coalición para la Innovación de Preparativos de Epidemias” (CIPE) se establece en Davos en 2017 para cooperar mundialmente en la lucha contra pandemias que históricamente tantas vidas y tesoro costaron. Uno de sus propósitos es facilitar la elaboración de vacunas que por su alto grado de dificultad demanda ingentes recursos de investigación y desarrollo, según R. Grant, director de CIPE, entrevistado por C. Kormann, The New Yorker, para añadir que hay riesgos porque el proyecto puede tornarse inviable: (1) cuando la vacuna está lista y la pandemia disminuye lo que lógicamente socava el negocio de producirla. (2) El mal quizá crezca en países pobres que no pueden pagarla ya que por lo general los fabricantes de vacunas no están dispuestos a ofrecer caridades. Pero el esfuerzo mancomunado continúa.

M. Apuzzo y D. Kirkpatrick, NYT, anotan que científicos del mundo han abierto sus archivos de estudios aún no publicados a colegas y entre ellos incluso han identificado y compartido cientos de secuencias de genomas virales. Más de 200 pruebas clínicas integran el trabajo de laboratorios del mundo. El doctor italiano F. Perrone, que dirige una investigación en torno al coronavirus en Italia, afirma que aquí no se habla de nacionalidad. Tal no está en el léxico de los científicos de este cometido tan internacional e importante. P. Duprex, virólogo de la U. de Pittsburg, señala que cualquier avance se comparte inmediatamente con científicos del mundo en conferencia por lo general a través de la Organización Mundial de la Salud. El laboratorio de la U. de Pittsburg forma consorcio con el Instituto Pasteur de París, la farmacéutica austriaca Themis Bioscience que recibe fondos de la noruega Coalición para la Preparación de Innovaciones Epidémicas que es financiada por la Fundación Bill y Melinda Gates, y varios gobiernos. Mantiene contacto con el Instituto Serum de India, uno de los más grandes fabricantes de vacunas del mundo.

Investigadores de vacunas de Oxford utilizan resultados experimentales de animales hechos en los Institutos Nacionales de Salud del laboratorio Rocky Mountain de Montana, EEUU. Por otro lado los Institutos de Investigaciones de Salud, INSERM, de Francia, experimentan con 4 drogas que acaso sirvan para tratar pacientes infectados con el Covid-19. O sea que la cooperación es dinámica, prometedora y millones de personas de todos los países aguardan resultados. Aunque, según el Huffpost de España, el virus parece que muta con el tiempo lo que complica su estudio, pero el ímpetu de entendidos de varios países persiste. De allí que ha de ser difícil sustentar, entre otros, el lingo “Primero América…” como pregona el mandatario estadounidense.

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2020
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0