PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Jueves 28 de mayo 2020 Contacto
InicioDestacadasPolíticaEconomíaPaísEspecialesMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Humberto Vacaflor Ganam

Para los sobrevivientes


2020-03-27 - 18:44:19
Ha llegado el momento en que hay que dar ideas para quienes sobrevivan a esta pandemia que ha demorado en llegar a Bolivia pero que ahora ya está adentro y todos sabemos qué intenciones tiene.

Para el caso de Bolivia, el virus ha elegido el momento preciso. Quiso coincidir con el fin de una época, el cierre de temporada de un modelo de país que no funcionó. Quizá quiera decirnos: “Ya que están comenzando de nuevo, les aligero la carga”.

No le importa al virus si el modelo se acabó después de la temporada más descarada de pillaje. Quiso llegar cuando hay que pensar el país de cero.

Y ha puesto sus condiciones para el proceso de elección del nuevo gobierno. Las elecciones deben ser fijadas para otra fecha. Deben hacerse con calma, pero sobre todo con ideas.

De paso habrá que corregir las aberraciones que contenía la geografía electoral diseñada por un partido del viejo modelo, del modelo fracasado.

Hay que pensar en el nuevo modelo. Las ideas en juego son muy escasas o demasiado elementales.

Hay un partido que se aferra a su propuesta de que Bolivia viva del narcotráfico. Lo ha intentado durante catorce años y ha comprobado que no es posible porque sólo creó una élite poderosa y corrupta, aunque conectada con una transnacional.

El problema es que faltan las propuestas. Si vamos a dejar el extractivismo habría que saber a qué nos vamos a dedicar. ¿De qué vamos a vivir?

Y aquí no hay un partido, sino una región entera, que propone mirar hacia el oriente. Vivir del agro, en todas sus formas. El “modelo cruceño” está esperando a los bolivianos que sobrevivan a esta pandemia y se propongan un nuevo estilo de vida.

Es una propuesta que ningún partido la ha recogido pero quizá ahora, con la ampliación del plazo para las elecciones, alguno la haga suya.
Habrá que reducir al mínimo la burocracia estatal, que sólo perjudica. Bolivia es el país del mundo donde más tiempo necesita un empresario para crear una empresa. Y pide tantas cosas, que cada empresa debe destinar uno o dos empleados, full time, para satisfacer a la burocracia.

Ahora que los Estados se están fortaleciendo, como lo ha advertido Foreign Affairs, ahora que las fronteras están nuevamente nítidas y ya no amenazadas a ser borradas por la globalización, habrá que cuidar que la burocracia no sea la que triunfe y los Estados se hagan todavía más pesados que antes del AV.

El debate planteado por Donald Trump cuando dijo: “la parálisis puede matar más gente que el virus” sigue estando en pie a pesar de que Estados Unidos se ha convertido el país con más contagiados del mundo.
“¿Se puede poner a una economía en hibernación?”, pregunta Daniel Capurro, en The Telegraph. Y habría que añadir: “A raíz de la parálisis, ¿no terminará la economía con trombosis en las piernas, con las rodillas anquilosadas, muy pesada e incapaz de caminar?”.

Pero en Bolivia era preciso pararlo todo. Había que evitar que la pandemia ponga en evidencia el desastroso estado de la salud pública. Ya habrá tiempo para ajustar las clavijas a todos los infelices que despilfarraron el dinero de los bolivianos durante catorce años.

Siglo21bolivia.com

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2020
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0