PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Martes 14 de julio 2020 Contacto
InicioDestacadasMás recienteBoliviaEspecialesSociedadMundoMás leídoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Dante N. Pino Archondo

Tuto habla, el ministro balbucea


2020-03-04 - 21:08:58
Jugar electoralmente con los intereses nacionales no esta bien. Ocultar ahora la verdad sobre la situación económica nacional es tan insensato y hasta delictivo, como lo fue en los catorce años del crimen organizado llamado gobierno del proceso de cambio. Si la rebelión del pueblo durante veintiún días sirvió para que el tirano se fuera llorando, sus hordas delincuenciales se vieran arrinconadas, sus socios externos palidecieran y se lograra una transición democrática como la que se tuvo, la tarea del gobierno encargado de llamar a elecciones, no puede resumirse sólo a satisfacer sus apetitos políticos (candidatura) sino a develar al país cual es la situación del Estado que nos dejaron y que deberemos afrontar el corto plazo.

Es una verdadera pena y vengo repitiendo esto desde hace semanas que el Ministro Parada no haya dado la talla técnico-política que se requiere ahora, que no atine a dar una información con cifras oficiales, que exponga como cabeza del equipo económico ante el mundo el desastre económico que tuvimos disfrazado de crecimiento y estabilidad.

Pero a falta de la voluntad política del gobierno y de sus deficiencias técnicas que parecen le acompañan, el candidato Jorge “Tuto” Quiroga que parece ser el político más lucido en estos momentos, y aclaro que no tengo compromiso alguno con él ni su frente electoral, ha dado a conocer las primeras cifras, del doloroso atentado económico que nos infligieron durante catorce años. Lo llama “EL DESFALCO ECONOMICO MASISTA”

Entre sus datos y los que yo he ido compilando y analizando desde el exilio en un estudio que tengo acabado llamado “Otra vez la Revolución” hay coincidencia y cercanía en los resultados tanto técnicos como de concepto. Así que quiero compartir con ustedes lo que Tuto Quiroga ha expuesto de manera resumida.

En catorce años el gobierno de Morales ha dispuesto de 50.000 millones de dólares adicionales a los ingresos que la economía generaba con anterioridad. Este monto es el resultado de los proyectos gasíferos que se trabajaron en varios gobiernos del pacto por la democracia y del comportamiento del mercado capitalista cuyo aumento de la demanda de materias primas disparó los precios y favoreció como lotería regalada al gobierno de la coca. Evo Morales y su Ministro – cajero Luis Arce Catacora fueron los que administraron la lotería que les llegó gratis a sus manos.

En vez de usar estos miles de millones den proyectos que diversifiquen la economía, que mejoren la educación de nuestros niños y jóvenes, que nos den salud cinco estrellas, que se potencie nuestro aparato productivo nacional en la industria, la agricultura, la ganadería y los servicios, los derrocharon, pagando a las transnacionales petroleras que dijeron habían nacionalizado, crearon empresas publicas absurdas, ineficientes y sin sentido, adjudicaron proyectos de manera directa a sus cómplices, establecieron sobreprecios en cada una de estas adjudicaciones y aumentaron la burocracia estatal y el gasto fiscal innecesariamente.

Este derroche absurdo nos costó 47,6 mil millones de dólares. Nadie en la historia de la república ha manejado tanto dinero, nadie se atrevió a darse facultades para decidir por cuenta propia a quien contrataban sin licitación, nunca la Contraloría General y ahora Procuraduría, han tenido un comportamiento de complicidad tan desvergonzada. Lo triste es que en medio de esto, las empresas que supuestamente fueron nacionalizadas recibieron 11 mil millones de dólares con el disfraz de “costos recuperables” y todavía se siguen llenado la boca con el engaño de esa nacionalización imaginaria a la que le atribuyen ser la causa del dinero que derrocharon.

Mas de 6 mil 800 millones de dólares se dispusieron creando empresas públicas sin ton ni son. Elefantes azules, les llama Tuto, que dijeron era la muestra del crecimiento del Estado en la recuperación de la economía y acabaron siendo una pesada carga para el Estado que ahora tendrá que decidir qué hacer con ellas. Este despilfarro no puede ser sostenido por el temor a ser calificados de privatizadores, si hasta los empresarios mas avezados no las querrán ni gratuitamente. Pero hay candidatos que están anunciando que las mantendrán seguramente como ejemplo de la ineficiencia, estos señores tienen tanta poca vergüenza como Evo Morales y Arce Catacora.

Al final lo que realmente nos dejaron como regalo de despedida es un déficit fiscal de 3.200 millones de dólares, un déficit comercial de 2 mil millones de dólares y una disminución de nuestras reservas internacionales de 8 mil 623 millones de dólares. Y no conformes con este resultado nos endeudaron en 11 mil 268 millones de dólares, cuando ellos recibieron el gobierno con la condonación de la deuda externa por 5 mil 500 millones de dólares.

No estamos entonces como para comparsa de carnavales, como para que el Ministro Parada no salga al mundo a decirle estas verdades como autoridad que será escuchada por los organismos financieros internacionales, por la comunidad internacional que sigue repitiendo que Evo Morales hizo un buen manejo de la economía boliviana y en vez de ello, deje que su candidato Arce Catacora, siga mintiendo y alabando su triste gestión, haciendo creer que su monumental desastre ha sido destruido en tres meses, como si los desastres se pudieran destruir.

Después de mayo la realidad se hará presente en cada hogar boliviano y el nuevo gobierno ya no podrá mentir ni disimular, cuando deba reducir el déficit fiscal, cuando tenga que decidir entre mantener empresas absurdas o pagar a los maestros y médicos de la salud pública, cuando vea que el presupuesto que le dejaron fue solo una bomba de tiempo que ahora tiene entre su manos y le queda desactivarla o estallar con ella en pedazos.

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2020
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0