PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Martes 14 de julio 2020 Contacto
InicioDestacadasMás recienteBoliviaEspecialesSociedadMundoMás leídoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Fernando Rodriguez Mendoza

Es la Asamblea Legislativa, estúpidos


2020-03-03 - 20:53:22
Durante los casi 14 años de gobierno del neopopulismo masista, uno de los pilares en los que trabajaron metódicamente fue en crear una estructura jurídica que blinde al gobierno y a sus funcionarios, dándole un matiz de legalidad al pensamiento dictatorial y con una consecuencia grave y funesta, que convierte todo esa estructura en una camisa de fuerza para aquellos gobiernos posteriores que legítimamente quieran cambiar a ese Estado Plurinacional por la segunda República tan necesaria para el futuro de Bolivia.

Esa estructura legal masista pone frenos a los cambios que deberá realizar el futuro Gobierno, de esos frenos los constitucionales son las más difíciles de poder cambiar en un futuro inmediato, pero, los otros que constituyen la gran mayoría de normas que circunscriben el andamiaje estatal son leyes y otros son decretos supremos. Empezando el análisis por estos últimos, el trabajo del gobierno entrante será de dictar decretos supremos abrogando todos y cada uno de esos decretos interesadamente puestos en vigencia y reemplazándolos por otros que sí se encuentren dentro de la reinstitucionalización del Estado.

Donde encontramos las mayores dificultades va a ser en el desmantelamiento de todas las leyes gestionadas en la Asamblea Legislativa con la única finalidad de mantener en el poder a los mesiánicos deseos de su líder y al masismo en el control total de todas las actividades del Estado. Este trabajo de desmantelamiento de esa perversa estructura jurídica se la tiene que llevar a cabo en laAsamblea Legislativa y en sus dos Cámaras. Aquí estalla, como si fueran fuegos artificiales, la imperiosa necesidad de contar con una mayoría suficiente para encarar y realizar ese proceso de desmantelamiento en las dos Cámaras Legislativas y aquí también se nos caen las medias por el estupor de ser impotentes observadores de la actitud necia e ignorante de los candidatos y sus tiendas políticas que participaran en las elecciones del próximo mayo, que con programas de gobierno pretenden endulzar los oídos de los votantes y que en la práctica no son mas que cantos de sirena.

El principal punto de la agenda de cualquier gobierno que asuma después de mayo, debe ser desmantelar esa nefastaestructura jurídica que blinda los cambios pensando en el futuro y más bien nos ancla en ese pensamiento neopopulista de escarnio y depredación, y que mal manejada la situación (así lo evidencia la posición de los actuales candidatos) pueden mantener abierto el camino para el regreso del mal llamado proceso de cambio.

Para eso, como todas las cosas importantes en la vida, la solución es práctica y sencilla, se tiene que asegurar la mayoría absoluta en las dos Cámaras Legislativas y eso no se va a conseguir manteniendo la peligrosa miopía de los actuales candidatos y sus tiendas políticas, que, cada uno por su lado, creen tener en sus manos las soluciones para una nueva Bolivia, y eso no es cierto, no es lo mismo analizar que haya o no devaluación de la moneda, cuando existe un cumulo de leyes aprobadas por levanta manos que han destruido la institucionalidad del país y esa es otra imperiosa necesidad de cambios, reinstitucionalizar la vida republicana.

Cualquiera de los candidatos podrá ser elegido en las próximas elecciones y los otros tener su “propia bancada”, pero si no se tienen los suficientes asambleístas para desmantelar la estructura jurídica masista, grandes nubarrones veremos en el panorama.De repente, las tiendas políticas estan calculando cuantos asambleístas necesitan para así ‘negociar’ acuerdos que les den réditos, mejor si económicos. Sigue Olañeta presente.

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2020
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0