PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Viernes 03 de julio 2020 Contacto
InicioDestacadasMás leídoPolíticaEspecialesEconomíaPaísMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Álvaro Riveros Tejada

Invocación al golpe militar


2020-02-26 - 20:18:36
En una invocación propia de espíritus desesperados, el último títere sin cabeza del foro de Sao Paulo, hoy prófugo en Argentina, ha proferido la terrible amenaza de recurrir a sus militares patriotas, con los que mantiene contacto, en caso de no ser habilitado como candidato a Senador en las próximas elecciones generales. Tal súplica evoca la analogía que se suele hacer entre los templos de Dios y las Fuerzas Armadas, a los que uno acude sólo cuando se está en apuros o en peligro.

Empero, dicha advertencia, lejos de ser una invitación a participar de la entrada del Carnaval a los oficiales que él piensa son sus contactos, supone un ruin anhelo de gestar un golpe de estado que eche por tierra al gobierno de la Sra. Janine Añez, y así restaurar su destronada dictadura.

Lo curioso del caso es que, teniendo dichos contactos, ¿por qué no acudió a ellos a tiempo de ser expelido por el pueblo y salir huyendo como un “delincuente confeso”?; Con este término solía calificar a aquellos cristianos que lograban escapar de sus temibles sayones fiscales; a los que no lo lograban, eran encarcelados sin materia justiciable. ¿Acaso no contaba con el apoyo de Kaliman y el pequeño Solin Quintana, que fueron quienes le sugirieron el escape y no el golpe de estado que tanto propala?

Esa suerte de imprudentes declaraciones, de las cuales se retracta bellacamente después de lanzarlas sin responsabilidad alguna, como fue el caso de aquellas que vertió en México, instando a cercar las ciudades para obstruir el ingreso de alimentos a sus habitantes, o las que formuló a principios de enero, cuando planteó la posibilidad de crear “milicias armadas” al estilo venezolano, son suficiente prueba de la actitud sediciosa del solitario y folklórico déspota.

Esta vez ocurrió algo similar; una hora después de publicada la entrevista por el diario brasileño Folha de Sao Paulo, el jefazo desmintió en su cuenta de Twitter haber proferido la ridícula evada que, para su redacción, contó con el apoyo del mariscal de Chaparina Sacha Llorenti, quien a su vez acotó: “Evo Morales no dijo esa frase. Esa noticia es falsa e intenta crear zozobra en mi país”.

Entretanto, este contacto castrense, cuya habilidad para desaparecer opositores nos fue suficientemente demostrada en distintos escenarios de muerte como: Huanuni, La Calancha, Hotel Las Américas y muchos otros, parece no haberse enterado aun del inminente repliegue del castrochavismo, que estaba dispuesto a incendiar nuestra patria y, por lo tanto, tampoco existen esos sicarios prestos a realizar sus siniestras determinaciones.

Lo triste de esta historia es el papel de celestinaje que hace el gobierno argentino al violar, sin vergüenza, todos los protocolos de las leyes que regulan el asilo. Al parecer les falla la memoria histórica, cuando olvidan su fallida intervención en este tipo de eventos en Bolivia cuando, en épocas pasadas, fueron convocados a protagonizar un golpe militar.

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2020
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0