PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Viernes 03 de julio 2020 Contacto
InicioDestacadasMás leídoPolíticaEspecialesEconomíaPaísMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Susana Seleme Antelo

Vivir y convivir entre diferentes


2020-02-05 - 21:18:03
Esa es la democracia, sin hacer apología de las diferencias, sí reconociendo las múltiples y diversas determinaciones de la realidad.
En política se conjuga con la necesaria pluralidad/diversidad de partidos, para que la sociedad no termine convertida en una manada de borregos. O súbditos en lugar de ciudadanos. La pluralidad política es una necesidad democrática para evitar el peligro de dictaduras y totalitarismos de pensamiento y partidos únicos, como pretendía el ‘jefazo’ del antiguo régimen. Sus acciones y palabras iban cargadas de odios y algunas de plomo para matar, como mató en los hechos. Cuando no mató, destrozó vidas y familias con guillotinas judiciales como el llamado caso “terrorismo”, tras 11 años por fin concluido a trancas y barrancas, pues ninguno de los 39 imputados cometió delito alguno. Todo, incluido el asesinato extrajudicial de tres extranjeros, fue montado por el jefazo, su vice y los más duros del régimen.

La unidad política, tan reclamada por moros y cristianos de cara a las elecciones del futuro 3 de mayo, era un buen objetivo estratégico pues existe un adversario/enemigo común: el ‘huido’ y su partido. No obstante, un Frente Único, pierde de vista no solo la pluralidad, que anduvo amordazada casi tres lustros con los ya ‘idos’, sino que la unidad es una tarea que se construye en el tiempo, con madurez política, pensando la política como servicio y como unidad de las diferencias.

Y es que, si no hay diferencias y disensos, ¿qué unidad se puede construir? No hay que unir. ¿De qué unidad se habla, si no se la practica, y más bien se ofende, se prejuzga y se agrede al adversario, como han hecho con la presidenta Jeanine Añez Chávez, hoy candidata por la alianza ‘Juntos’?

Haciendo uso de su solvencia ya más política que cívica, y por el papel desempeñado en la huida del tirano, el Comité Cívico Pro Santa Cruz convocó a una reunión para hablar de la unidad, antes del plazo previsto por el nuevo Órgano Electoral para la inscripción de binomios. Ahí se comprobó que ‘nadie se baja de su candidatura’, pero se habló de otro tipo de alianzas. Las alianzas tácticas, a corto plazo, que bien podrían denominarse pactos defensivos inteligentes y pragmáticos, una vez se vea el desempeño electoral de cada alianza o de cada partido, y se constaten encuestas serias frente al enemigo común. Se puede decir que se han logrado futuros pactos posibles, bien diseñados. Y no debiera asustar una probable dispersión del voto, aunque se hayan inscrito 8 binomios, 4 en alianzas y 4 partidos en solitario.

La sociedad boliviana ya demostró que sabe cómo y por quién votar. Lo hizo en octubre de 2019: el 85% de los votos se concentró en dos partidos: el MAS con su dupla vetada por la Constitución y por voto popular, y Comunidad Ciudadana con Carlos Mesa. No sabemos quién ganó porque las fraudulentas elecciones se anularon, pero el votó no se dispersó. Primó el impulso concentrado en el ‘voto útil’ para la caída del tirano.

Asumo que con la misma inteligencia votará el 3 de mayo para garantizar gobernabilidad democrática y contar con un Parlamento coherente en primera vuelta. Y si hubiese una segunda, para quede ahí salga el gobierno que reinstaure el Estado Social de Derecho Democrático, Republicano y Autonómico ,representativo, participativo, redistributivo. Un gobierno que garantice crecimiento y desarrollo para toda la sociedad, sin corrupción ni narcotráfico como pan de cada día.

Desde su cómodo refugio, el ‘ex’ desea todo lo contrario. Hoy envenena con infundios persecutorios, y quiere blindarse con una senaduría. En tanto, la prensa externa y local le dan palestra y Organismos de Derechos Humanos reclaman los derechos constitucionales de quienes los violaron durante casi tres lustros. Y debemos preguntar otra vez, como hizo Jhanisse Vaca Daza, cofundadora del movimiento ecologista “Ríos de Pie” y militante de la ‘no violencia’: “¿Dónde estaban todos estos años? (Cuando) la democracia, la libertad la justicia, los derechos humanos los defendimos con carne, hueso, sudor y lágrimas en las calles. Con angustia dijoque“Bolivia se siente como una mujer abusada porque primero se escuchó al abusador (Evo Morales) y después a la víctima.Se escucha su versión de la historia. Se le da a él el titular...”(OEA 18.12.2019)

Verdad inobjetable. Hoy, no hay porque darle cobertura mediática al huido. Está inhabilitado para ser candidato a senador o diputado, pues incumple la obligatoria residencia en el país de dos años según la constitución. Huyó hace tres meses y es prófugo de la justicia. ¿Algo más? Sí, en aras a la pluralidad política, su partido participará en las elecciones del próximo 3 de mayo, a pesar del fraude cometido en las elecciones de 2019. No obstante, a los idos y asilados, la historia no los absolverá, pero Bolivia seguirá haciendo camino al andar entre diferentes.

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2020
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0