PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Miércoles 27 de mayo 2020 Contacto
InicioDestacadasPolíticaEconomíaPaísEspecialesMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Dante N. Pino Archondo

Warisata, la emboscada


2020-01-29 - 09:38:06
LOS RELATOS DE OCTUBRE SIN FIN
T02E01

Los planes de la conspiración parecían caminar sin mayores problemas. Las contradicciones internas en la coalición de gobierno eran evidentes. El MIR decía desconocer el proyecto de exportación de gas, la NFR creía que había una penosa forma de comunicar las cosas al país y el presidente Gonzalo Sánchez de Lozada explicaba que no había ninguna decisión de exportar gas por Chile hasta que se concluyeran con los estudios respectivos para tomar una decisión.

Los conspiradores movilizaban campesinos hacía La Paz y se producían marchas en Cochabamba, Santa Cruz y Tarija. El 18 de septiembre Evo Morales anunciaba “Si el gobierno no decide recuperar los hidrocarburos, estoy viendo que el pensamiento del pueblo boliviano es afuera Gonzalo Sánchez de Lozada” Cosas de Evo Morales. Podía “ver el pensamiento” Mientras Morales veía el pensamiento del pueblo Felipe Quispe iniciaba el segundo paso táctico de la conspiración, su nombre es Warisata, ubicada en la provincia Omasuyos , con una población que no supera los 1000 habitantes. Se constituyó en el centro de una operación planificada.

Sorata es un lugar de visita turística por su paisaje, ubicada a los pies del nevado Illampu, tiene paseos por grutas y cascadas además de sus finos tejidos. Allí se los retuvo por espacio de mas de siete días a casi mil turistas de varias nacionalidades quienes comenzaron a llamar a sus embajadas reclamando su situación. Felipe Quispe tenía bloqueada la salida y comenzó a trasladar a los turistas hasta cierto lugar para hacerlos regresar cobrando por ida y vuelta.

El gobierno decidió proceder el día 20 de septiembre con una operación conjunta del Ejercito y la Policía, tenían la misión de liberar a los rehenes, en el trayecto los campesinos comenzaron a disparar armas de fuego y lanzar piedras, el resultado fueron siete ,muertos y 17 heridos. Suficiente para los planes de Quispe, que de inmediato dijo: ”Hemos determinado repudiar al gobierno masacrador que una vez más ha manchado con la sangre indígena. Vamos a intensificar los bloqueos de caminos, ahora la gente esta decidida a llegar hasta las ultimas consecuencias, no garantizamos el tránsito de nadie, ni la llegada de alimentos”. Los cadáveres fueron expuestos en la plaza de Warisata como trofeos de guerra.

Las carreteras del altiplano se bloquearon junto con la ruta a Oruro, las provincias de Larecaja y Omasuyos aisladas y grupos armados provocaban al Ejercito, buscaban más muertos. La carretera central La Paz-Oruro-Cochabamba y Potosí se bloquearon totalmente. La violencia crecía a la par de la radicalización campesina.

La Iglesia Católica propugnó un acuerdo de pacificación y “Reencuentro Nacional”, buscando puntos de coincidencia para dar solución a las demandas que originaron las protestas, esas de los 72 puntos que contenían de todo. El documento de la iglesia fue rechazado por el MAS, el gobierno lo aceptó y convocaba a los jefes de la coalición para firmarlo, el día 22 de septiembre se realizó el acto de la firma y el Reencuentro Nacional se convirtió en un “Plan de Emergencia” que contenía lo siguiente:

-Reactivación y dinamización de la economía, estimulando el desarrollo agropecuario de las empresas pequeñas y medianas, atrayendo nuevas inversiones e impulsar las exportaciones.

-Compromiso que busque una estrategia integral para el gas y los hidrocarburos que genere valor agregado y esté basado en un proceso de información transparente, debates y consultas entre los ciudadanos a cargo de una comisión parlamentaria.

-Aplicar políticas adecuadas a la solución de la problemática tierra-territorio.

-Fortalecer el Consejo Nacional de Lucha contra el tráfico ilícito de drogas

-Lucha contra la corrupción.

Se puede observar que este Plan de Emergencia contenía dos elementos centrales: el gas la necesidad de darle valor agregado y realizar esta política con información con debates ciudadanos y la cuestión del narcotráfico y la droga que requerían de un control, es por este punto que el MAS decidió no firmarlo.

El mismo día de la firma del documento en Omasuyos se llevó a cabo un cabildo por tres horas con cinco mil comunarios reunidos alrededor de los ataúdes con los cadáveres de los muertos en Warisata, los gritos de “muera Gonzalo Sánchez de Lozada” “guerra civil” y el “gas no se vende” se dejaron escuchar y anunciaban lo que vendría luego.

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2020
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0