PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Viernes 28 de febrero 2020 Contacto
InicioDestacadasPolíticaEconomíaPaísEspecialesMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Dante N. Pino Archondo

El candidato del suicidio nacional


2020-01-22 - 20:49:08
Confieso que estaba pensando dejar para más adelante los temas económicos, pero la dinámica política boliviana te cambia el paisaje de una mañana a la tarde. Pues bien es importante señalar un asunto que viene repitiéndose como si fuera cierto, no solo fronteras adentro sino en el exterior, con una insistencia y seguridad que me deja sino pasmado por supuesto molesto. Esa es mi confesión. Ahora paso al tema: el supuesto éxito de la política económica de Evo Morales en estos 14 años.

El periodista Andrés Oppenheimer conocido a nivel mundial, dijo algo que deberíamos los bolivianos tener en cuenta. “No es tanto que Evo Morales haya desconocido el resultado del 21F, o que haya tratado de prorrogar por cuarta vez su mandato, lo que debe merecer el repudio de su gobierno es el inmenso derroche que hizo de los dineros del pueblo”

No me cansaré de pregonar, como ya lo hicieron muchos otros analistas, que nunca en estos últimos 60 años de vida republicana, hemos tenido una bonanza tan grande como durante los años 2006 al 2014. Son mas de 50 mil millones de dólares, los que ingresaron por efecto de las exportaciones de gas, minerales y soya principalmente. Bolivia vivía antes con el 5 por ciento de esos ingresos.

¿Quién decidía políticamente el uso de estos recursos? Evo Morales Aima. ¿Quién administraba y ejecutaba esa política? Luis Arce Catacora su Ministro de Economía. ¿En qué se usaron los recursos y que resultados obtuvieron? La respuesta es: El gasto fiscal de empleomanía que creció de 250 a 450 mil empleados públicos en el sector, convirtiéndose en una maquina de empleo. La transferencia de recursos ficales a cuentas corrientes privadas en no solo el Fondo Indígena, sino en otras instituciones. En proyectos ineficientes y mal elaborados como la Planta de licuefacción, la plante de Urea y de propileno, todas un reverendo fracaso. La creación de empresas publicas que abarcan desde el papel hasta el azúcar, todas deficitarias sin sentido y sin estudios de pre y factibilidad. En obras absurdas como canchitas de futbol y estadios o aeropuertos en lugares innecesarios o sobredimensionados para la población beneficiaria. En gastos de lujo como aviones, helicópteros, palacios y museos.

Este es un resumen apretado del gasto y del derroche de esos 50 mil millones de dólares. Pero aunque usted no lo crea. El Ministro de Economía y ahora candidato a la Presidencia por el MAS, tuvo la osadía de prestarse dinero teniéndolo. Recibió una deuda externa disminuida por efecto de la condonación que nos hicieron los países acreedores junto con los organismos financieros internacionales y acabamos con una deuda externa cara y no concesional que representa el 48 por ciento del PIB.

De superávits fiscales y comerciales, hemos pasado ya hace cinco años a déficit fiscales y comerciales, las reservas internacionales que estaban mas allá de los 17 mil millones de dólares han caído a 7 mil millones. Si esto es tener éxito en la aplicación de una política económica diga usted si no es como afirmar que una película que cuesta hacerla con 100 termina recaudando 20 y le llamamos éxito.

Ahora bien subsiste una propaganda utilizada por Evo Morales para decir que el PIB boliviano es superior a otros en la Región, es cierto, y esto se explica porque en Bolivia se desarrolló un modelo de crecimiento basado en el consumo, el gasto fiscal y las importaciones. Modelo consumista, sin inversiones serias y sujeto al precio de los mercados externos para las materias primas que producimos.

Este cuadro de situación es el que señalamos como la ruta hacia Venezuela. La economía que aún tiene recursos para revertir la tendencia, de continuar por el camino del gasto y del consumo, sin inversiones y sin ahorro, no es sostenible. Ahora piense en Luis Arce Catacora y dígame si votaría por el conductor de la ruta hacia el suicidio.

Más publicaciones de Dante N. Pino Archondo

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2020
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0