PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Sábado 28 de marzo 2020 Contacto
InicioDestacadasPolíticaEconomíaPaísEspecialesMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Dante N. Pino Archondo

Evo y Felipe emboscaban en Bolivia


2020-01-13 - 21:35:05
LOS RELATOS DE OCTUBRE SIN FIN T1E05
No hay efectos sin una causa. Cuando conoces la causa comprendes mejor los efectos ocasionados y es esto lo que me propongo ahora hacerles conocer. Lo que van a tener es una síntesis de los hechos y lean bien, los hechos, ocurridos durante el gobierno de Banzer-Quiroga.

Les dije que el general tenía un pasado dictatorial que quería borrarlo, para poder salir de ese pasado y tener el título honorífico de presidente constitucional, el destino le obligaba a mantener un gobierno alejado del uso de la fuerza y de cualquier hecho, acto o circunstancia que pudiera ser catalogado como masacre o algo parecido.

En ese período la composición de su gobierno fue tan amplia que prácticamente la oposición era el MNR y punto. Las direcciones sindicales tomaron nota de ello. Y luego de desatar la “guerra del agua” en Cochabamba, perdieron el miedo al pasado dictatorial del general y comenzaron a hervir el agua a fuego lento.

Entre el 1 de julio de 2001 y el 24 de octubre de ese año, el gobierno tuvo que confrontar lo siguiente: Enfrentamientos con comunarios y el Ejercito por turistas varados en Copacabana, dos muertos, pequeños prestatarios toman rehenes a 95 personas en la Superintendencia de Bancos y amenazan con hacer explotar el lugar, este hecho duró cien días para obtener un acuerdo con el gobierno, Evo Morales y Felipe Quispe junto con Oscar Olivares se reunieron para convocar a un bloqueo de caminos contra el modelo económico, este bloqueo obligó a salir al Ejercito y se repliegan el 18 de julio, esos dirigentes piden un cuarto intermedio, para negociar con el entonces Ministro de Gobierno Leopoldo Fernández, al día siguiente, son cinco ministros de Estado y el Presidente del Senado que deben ir hasta la Federación de Campesinos de La Paz Tupac Katari, donde los increpan e humillan, concluyendo tal acto con la declaración de Quispe de que “No vamos a levantar ningún bloqueo, han arrastrado a nuestros abuelos y han violado a nuestras hijas” después de 29 días de conflicto se pacta una tregua.

Luego el gobierno les ofrece mas de 70 millones de dólares para el desarrollo agropecuario y les otorga una indemnización de 50 mil bolivianos para los fallecidos durante el bloqueo. El 10 de septiembre el ya Presidente Quiroga, Banzer había fallecido, viaja a Washington para hace conocer la erradicación de 6 mil ha de coca, quedando otras 8 mil pendientes, el 4 de octubre se desatan manifestaciones universitarias en Santa Cruz y Cochabamba, junto con las CSUTCB y el CIDOB, campesinos y colonizadores deciden iniciar la guerra en el trópico de Cochabamba por la muerte del campesino Ramón Pérez,luego se anuncia nuevo bloqueo de caminos y los cocaleros a la cabeza de Evo Morales anuncian la intensificación el conflicto.

Evo Morales y Felipe Quispe paralizaban al país cuando querían y provocan muertos para mostrarse como victimas, esos muertos les servían para justificar nuevos bloqueos y así en una sucesión sin fin de provocación, violencia, muerte y nueva provocación, llegaron a obligar a los ministros de Quiroga ir a negociar a donde Quispe ordenaba, les obligaba a comer con las manos su apthapi, les hacía firmar acuerdos que luego los rompía riéndose ante las cámaras de televisión para mostrar a los k’haras temblorosos ante el poder de los indios.

Esta agitación constante y provocación violenta no era gratuita, tenía financiamiento y este provenía, ahora se sabe mejor, de fuentes ligadas al millonario Soros, Executive Intelligence Review, citada por Ciudadano X (Emilio Martínez) afirma que: “los únicos ganadores del caos boliviano son los socios del narcolegalizador George Soros encabezados por Evo Morales y los carteles del narcotráfico”, para que sepa la juventud boliviana, Evo Morales ya tenía financiamiento y sabía lo que estaba ejecutando en servicio del negocio de la droga, todo disfrazado de lucha social.

Así concluyo el gobierno de Banzer-Quiroga, asediado y encajonado por esos movimientos corporativos sindicales que no iban a dudar en ir más allá de la provocación violenta para derrocar al gobierno y crear las condiciones de tomarlo. Así fue.

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2020
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0