PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Lunes 06 de abril 2020 Contacto
InicioDestacadasEspecialesPolíticaEconomíaPaísMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Dante N. Pino Archondo

Manfred Reyes Villa dice sí


2020-01-09 - 21:14:54
LOS RELATOS DE OCTUBRE SIN FIN
T01E04
En mayo de 2003 se dio inicio a las presiones desde el gobierno junto con la embajada norteamericana para que la NFR ingresara el gobierno. La situación de debilidad era extrema. Después de los sucesos de febrero, la balacera cruzada entre Policías y Militares y la violencia de grupos activados para sembrar el caos, la seguridad del Estado estaba en coma. En el Congreso la soledad del gobierno era patética, los embates del masismo despiadados y cada vez más violentos, la toma de la testera congresal, el sacudir de chicotes y los insultos, calificativos y denuestos contra lo político ya no permitían debatir sino enfrentarse. Los disfraces indigenistas del masismo se mostraban como una imagen de lucha social de los oprimidos contra los opresores.
Evo Morales no comprendía el rol que le tocaba tomar. Aunque durante el voto para elegir presidente varios, entre ellos, Jerjes Justiniano le dijo: “Compañero le falta tacto político, y no estoy reclamando compañero Evo que usted no hubiese hablado, la lectura del 30 de junio nos impone la responsabilidad de construir una izquierda madura, inteligente: compañero Morales, usted ya no es dirigente de sindicato de cocaleros, compañero Evo, aunque usted no lo ha buscado, por un mandato popular, de cerca medio millón de bolivianos, usted tiene la obligación de prepararse para ser estadista”.

Nunca dejó de ser dirigente sindical, nunca pudo dejar las seis federaciones del trópico de Cochabamba todas ellas productoras de coca. Ese fue su centro y al final el punto de partida para aplicar sus política.

A finales de julio de 2003 se firmó “El acuerdo y compromiso del cambio por Bolivia” por el cual NFR ingresaba a formar parte del gobierno. Las negociaciones previas las tuvo Manfred Reyes Villa en mayo de 2003, y la embajada norteamericana jugó un papel de mediador y coordinador relevante. En esa oportunidad Manfred todavía disgustado y molesto por la guerra sucia que Sánchez de Lozada le hizo, reclamó a Manuel Rocha el embajador norteamericano por esas desafortunadas declaraciones, ante lo cual el señor Rocha le mostró el fax de instrucciones que había recibido del Departamento de Estado. Se develaba la política diplomática norteamericana como cómplice del MNR y especialmente de su candidato que vieron la forma de ayudarlo para que pudiera subir unos puntos electorales usando todas las armas que se pudieran.

Lo cierto es que esas decisiones fueron muy desafortunadas. Sánchez de Lozada forzó su victoria electoral y ahora estaba arrinconado y sin salida. A Manfred el embajador lo conminaba a formar parte del gobierno en el entendido de que la situación política no garantizaba la continuidad del mandato constitucional y que si él se rehusaba a integrar el gobierno en su caída arrastraría a todo el sistema. Así que lo único que podían garantizarle es la plena colaboración para que fuera el que tomaría la posta al final del mandato. La historia nos ha mostrado que con su concurso o sin él la suerte del gobierno estaba echada. Manfred accedió y me convocó una mañana a las oficinas del partido para avisarme la decisión tomada, quería conocer mi opinión, le manifesté mis reservas, pero al final me di cuenta de que no servía de mucho influenciar para que no lo hiciera, si ya se había comprometido la palabra oficial de la NFR lo que quedaba era ayudarlo lo mejor que se pudiera para evitar que el gobierno termine por hundirse.

El 25 de julio de 2003 se oficializó la decisión de formar parte del gobierno. Tres dirigentes pasábamos a ser parte del gabinete por decisión absoluta de Reyes Villa: su hermano Erick como Ministro de Desarrollo Sostenible, Adalberto Kuajara como Ministro de Trabajo y Dante Pino como Ministro de Servicios Financieros. Tuvimos dos meses de negociaciones para introducir en el programa de gobierno la urgente revisión de la capitalización de YPFB y la convocatoria a una Constituyente. Demasiado tarde.

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2020
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0