PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Viernes 28 de febrero 2020 Contacto
InicioDestacadasPolíticaEconomíaPaísEspecialesMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Jorge V. Ordenes L.

Julio César reforma el calendario


2020-01-08 - 21:01:50
El militar, pensador, político y escritor romano Julio César (100-44 a.C.) introduce el calendario juliano el 1 de enero de 45 a.C. poco después de convertirse en dictador, el año 46 a.C., en las postrimerías de la República de Roma y poco antes de la conquista romana de Egipto. Julio César sabía que el calendario adoptado por la República en el siglo VII a.C., basado en el ciclo lunar de los egipcios, no concuasaba con las estaciones lo que afectaba tiempos de siembra y cosecha así como la implementación de mandos militares sobre todo de distancia. Fuera de eso, las corruptelas de los pontífices encargados de velar por la certeza y veracidad del calendario, y dadas sus reyertas, a menudo se aprovechaban de ellas para extender fechas de mandatos o alterarlas en tiempos de elecciones. El calendario necesitaba reforma.

Así, Julio César buscó la colaboración del astrónomo Sosígenes “el peripatético,” de Alejandría, que, según sus cálculos, la revolución solar, o el tiempo que toma la Tierra para girar alrededor del sol, era de 365 días y 6 horas lo que para esa época resultaba notable por su precisión. En función a ese cálculo, Julio César añadió 67 días al año 46 a.C. haciendo que el año 45 a.C. empezase el 1 de enero y no en marzo. También decretó que cada 4 años se añadiese un día a febrero a fin de que el calendario no se desfasase. Como dice Wikipedia: “Así nació el llamado calendario juliano, ya de ciclo solar, con una duración de 365 días y 6 horas que cada 4 años intercalaba un día extra… entre el 25 y 24 de febrero, y por ser el 24 el ‘sextus ante Kalendas Martias,’ el día extra se llamó ‘bis sextus,’ de donde viene el nombre ‘año bisiesto.’”

El 1 de enero del 45 a.C., el calendario juliano entró en la historia para permanecer por siglos hasta ser reemplazado por el calendario gregoriano adoptado por el Papa Gregorio XIII en 1582. Poco después del asesinato de Julio César el año 44, Marco Antonio, su allegado del segundo triunvirato, cambia el nombre del mes quintilis por el de “julio” en su honor. Más tarde el nombre del mes sextilis habrá de devenir “agosto” para recordar al sucesor de Julio César y primer emperador de Roma, César Augustus. En la edad media la celebración del año nuevo el primero de enero pierde impulso incluso entre los fieles seguidores del calendario juliano sobre todo por inexactitudes relacionadas con las cuatro estaciones.

En el siglo XVI, el Papa Gregorio XIII, percatado, convoca al matemático-astrónomo jesuita alemán Christophorus Clavius, o Cristóbal Clavio, (1538-1612), educado en la Universidad de Coimbra, para hacer un nuevo calendario. En 1582 Clavio establece la inexactitud del cálculo de Sosígenes que debió haber sido de 365,242199 días y no 365,25. O sea que el error de 11 minutos año añade 7 días al año 1000 y 10 días hacia la mitad del siglo 15. Así, la nueva regla dice que un año de cada cuatro debe añadir un día a fines de febrero, se trata del año bisiesto matemáticamente exacto. Desde entonces el primero de enero es verdaderamente el comienzo de un nuevo año para millones de personas aunque el cambio del juliano al gregoriano no ha ocurrido en la mayoría de las persuaciones cristiano-ortodoxa. Ocurrió en Egipto: 1 de enero, 1875; Turquía: 1 de marzo, 1917; Rusia: 14 de febrero, 1918; Grecia: 1 de marzo, 1923. Mantienen mayormente el juliano los Bereberes del Magreb, los religiosos del Estado Monástico de Monte Athos de Macedonia Central, y los coptos que influyen en Etiopía.

Más publicaciones de Jorge V. Ordenes L.

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2020
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0