PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Lunes 20 de enero 2020 Contacto
InicioDestacadasPolíticaEconomíaPaísEspecialesMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Humberto Vacaflor Ganam

Las cifras reales


2019-12-09 - 21:35:56
En el gobierno de Jeanine Áñez ha surgido la idea de pedir que alguna organización o empresa del exterior haga el trabajo de revisar las cifras sobre el Producto Interno Bruto (PIB) que manejó el régimen encabezado por el cocalero.

No habrá que confiar en las cifras que lanza el exvicepresidente, quien acaba de decir en México que cuando el MAS llegó al gobierno el PIB era de 9.000 millones de dólares y que luego se multiplicó por 3, dando como resultado un PIB de 42.000 millones!!

El licenciado en matemáticas volvió a cometer errores matemáticos, pero esta vez en el exterior y hablando ante una cadena internacional de televisión. El periodista que lo entrevistaba no podía creer que la exautoridad boliviana cometiera un error tan grosero.

Quizá haya que proponerse hacer una auditoría general, no solamente de las estadísticas oficiales, sino también de las inversiones hechas por el gobierno saliente.

El ministro de Economía, José Luis Parada, acaba de decir que la planta de urea instalada en Bulo Bulo por el gobierno del cocalero fue una pésima decisión porque llegó a costar 1.500 millones de dólares, mientras que si se la instalaba en la frontera con Brasil sólo hubiera costado 150 millones.

Observó que con esa decisión, la fábrica que debía producir urea para el mercado brasileño quedó a 800 kilómetros de distancia de la frontera con ese país.

En esa materia habrá que preguntar también la conveniencia de haber instalado la planta separadora en Yacuiba, con una inversión de 700 millones de dólares, para que ahora esté usando solamente 20% de su capacidad instalada.

La lista de las inversiones mal hechas, todas mediante adjudicación por invitación, y sin licitación, es muy larga. Fueron varios miles de millones de dólares que se fueron en ese juego, que resultó parte de una gran corrupción.

En suma, el ministro dijo que el gobierno del MAS tuvo 5,5 veces más recursos en catorce años que los gobiernos que se sucedieron en el país en los catorce años previos. Pero que por las malas decisiones, el gobierno del cocalero no logró que aumentara el ritmo de crecimiento del PIB, que se mantiene sin variantes desde 1986.

No hubo 5,5 veces más salud, o 5,5 veces más educación, sólo 5,5 veces más despilfarro.

El país está esperando, con ansiedad, que el gobierno transitorio comience a revelar las cifras encontradas en los meandros de la corrupción masista.

A los periodistas nos interesa saber cuántos beneficiarios tuvo el festín de la propaganda oficial, en que el gobierno del cocalero invirtió 4.000 millones de dólares desde 2006 hasta 2018, una cifra que es el doble de la que destinó a la salud o a la educación.

Algunos medios audiovisuales quedaron sin dirección desde que huyó el cocalero. El gobierno de la señora Áñez ha comenzado a aplicar criterios de austeridad, y los medios de propiedad de los masistas están perdiendo jugosos ingresos.

Cuando se conozcan las cifras del festín y de la corrupción deberán aplicarse las sanciones. Esto no puede quedar en la impunidad.
Siglo21bolivia.com

Más publicaciones de Humberto Vacaflor Ganam

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2020
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0