PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Miércoles 11 de diciembre 2019 Contacto
InicioDestacadasPolíticaEconomíaPaísEspecialesMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Paúl Antonio Coca Suárez Arana

Presente y futuro inmediato del MAS


2019-11-24 - 12:06:43
1.544.374 votos (53.74%) en 2005; 2.943.209 votos (64.22%) para 2009; 3.173.304 votos (61.36%) en 2014, fue la votación del Movimiento al Socialismo en comicios generales.

Las anuladas Elecciones 2019 nos dejaron algunas lecciones sobre el MAS: Primero, bajón en votación (2.889.359 votos y el 47.08%), es decir, hubo un 52.92% que apoyó a ocho candidaturas opositoras; segundo, 88 asambleístas en 2019, cifra lejana a los 114 de 2009, y a los 113 de 2014. Tercer aspecto, el territorial; en 2005, ganó cinco departamentos; para 2009, subió a seis; en 2014 sólo perdió en Beni. Esto era muestra de una fuerte estructura que, en caso de una derrota en circunscripción uninominal o en el departamento, el partido no bajaba del segundo lugar.

Las anuladas Elecciones 2019 mostraron retroceso del MAS; supuestamente ganó en seis departamentos, pero hago hincapié en la escandalosa asignación de la victoria en Beni por 350 votos (74.993 contra los 74.643 de Comunidad Ciudadana) cuando el Tribunal Electoral debía repetir votación en mesas y así lo anunció -incluso llamó a sorteo de jurados electorales- para luego desdecirse y otorgar el triunfo a Evo Morales.

La Paz fue la región donde mermó bastante votación: de 1.099.259 votos en 2009, a 887.271 diez años después. Desde 2005, este partido jamás había perdido en la ciudad Sede de Gobierno en Elecciones Generales; pero, en 2019, el 50% de los votantesapoyó a Comunidad Ciudadana, incluyendo sus cuatro circunscripciones, donde los masistas sufrieron abultadas derrotas.

La factura política de los actuales conflictos (cuya raíz es el fraude de octubre), la tendrá el MAS a corto plazo, ya que, por una parte,es la cara visible de lo acontecido en el cómputo electoral y la desobediencia al referéndum 2016; por otra parte, así como tuvo voto castigo en 2019 por parte de los funcionarios públicos -y de sus entornos familiares y cercanos- que fueron abusados en demasíapara actos proselitistas, el descontento se manifestará en las urnas,ya que, en estos conflictos, personas han sido amenazadas, obligadas a bloquear, hubo daños a la propiedad privada y obras públicas, y la pérdida irreparable de vidas humanas.

Sin embargo, y no por entrar en contradicción con el anterior punto, se debe reconocer que el MAS posee presencia política en los 340 municipios del país; que maneja estructura y organizaciones sociales que han mostrado, en las urnas y en las calles, poder de convocatoria, y que en las Elecciones 2020 (tanto Generales como Subnacionales) tendrá espacios de poder.

Para el MAS, Evo Morales es insustituible, y ese es el problema que acontece cuando los partidos son caudillistas y no generan renovación de liderazgos internos.

Más publicaciones de Paúl Antonio Coca Suárez Arana

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0