PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Lunes 18 de noviembre 2019 Contacto
InicioDestacadasPaísEconomíaEspecialesMundoEspectáculosDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Gary A. Rodríguez A.

La Biblia salió del Palacio


2019-11-06 - 08:30:49
“Es imposible gobernar rectamente al mundo sin Dios y sin la Biblia”, es la célebre frase atribuida a George Washington -el primer Presidente de EEUU- que muchos la enarbolan como bandera, pero… ¿qué implicaciones tiene lo aseverado por Washington?

Es evidente que para profundizar en semejante sentencia habrá que estar de acuerdo primero con la existencia de Dios y la validez de la Biblia como su Palabra revelada.

La aceptación de que el Supremo Creador es real, y que la Biblia fue escrita bajo inspiración del Espíritu Santo para conocer el pensamiento de Dios y la obra salvífica de su Hijo Jesús, hace de su Palabra el Manual de Vida eterna dado a los hombres para que -en temor reverencial- hagamos su voluntad, ya que un día daremos cuenta de toda obra, buena o mala -encubierta o no- y nuestra alma reciba una recompensa o sufra un castigo a perpetuidad. ¿Qué demanda Dios de nosotros? ¡Que lo amemos por sobre todas las cosas y amemos a nuestro prójimo como a nosotros mismos!

Respecto al gobierno… ¿sabía Ud. que Dios había establecido para Israel, no el tener Reyes, sino mas bien Jueces, para administrar justicia en base a los mandamientos divinos? Sin embargo, cuando el hombre no conoce a Dios o desconoce a Dios, nace el gobierno humano con sus propias normas y leyes, y termina enseñoreándose del hombre.

Aquí es donde hace sentido la frase de Washington, de que “es imposible gobernar rectamente al mundo sin Dios y sin la Biblia”, porque cuando los gobernantes dejan de lado a Dios y deciden hacer las cosas viviendo a su manera, así tengan buenas intenciones terminarán obrando a favor de la muerte en lugar de la vida; de la corrupción en vez de la honradez; de la injusticia en lugar de la justicia; del egoísmo en vez del altruismo; del poderoso en vez del débil, etc., porque lo harán según los dictados de su corazón del cual dice la Biblia que, cuando no está sometido a Dios, es engañoso y perverso.

Escucho decir que “la Biblia salió del Palacio de Gobierno”, es verdad -la sacaron- pero seamos sinceros: ¿Por qué anduvo Bolivia de tumbo en tumbo a lo largo de toda su vida republicana, estando la Biblia en Palacio? ¿No será porque si bien estaba ahí, Dios no estaba en el corazón de los gobernantes? ¿No será esto lo que quiso decir George Washington?

“Devolver mal por bien, es actuar como Satanás; devolver mal por mal, es actuar como las bestias; devolver bien por bien, es actuar como los hombres; devolver bien por mal, es actuar como un hijo de Dios” (Charles Spurgeon)

(*)Pastor y economista
Santa Cruz, 6 de noviembre de 2019

Más publicaciones de Gary A. Rodríguez A.

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0