PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Viernes 13 de diciembre 2019 Contacto
InicioDestacadasPolíticaEconomíaPaísEspecialesMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Marcelo Ostria Trigo

La injusticia se esparce


2019-09-11 - 12:26:02
En la ciudad Tarija, un policía filmó a un alto funcionario del Estado, que estaba dentro de un vehículo oficial, para documentar su estado de embriaguez. Pero lo de siempre: cuando se trata de un jerarca que milita en el partido oficial, se busca la manera de aminorar culpas o justificar sus despropósitos; además de procurar desviar la atención buscando quién puede servir como chivo expiatorio. Este es el caso del policía que ahora está siendo sometido a un proceso disciplinario. Se arguye que no estaría permitido filmar a altos jerarcas del Gobierno.

Aunque ya no debería sorprender este modo de disculpar ofensas a la ley por una supuesta solidaridad partidaria –hay muchos otros casos– éste se basa en una falacia: “El representante de Derechos Humanos de Cochabamba, Edwin Claros, cuestionó esa conducta al calificar que más parece una forma de tapar la irregularidad en la que incurrió el Gobernador y amedrentar a quienes se atrevan a filmar a autoridades en hechos irregulares”. “El periodista y abogado Andrés Gómez indica que ninguna norma policial estipula la prohibición de grabar a funcionarios borrachos que hacen mal uso de los bienes públicos.(…) “No hay un solo artículo en ese sentido, indica”. (Los Tiempos, 07.09.2019).

Que la administración de justicia anda mal, no se cuestiona; pero la injusticia ya ha trascendido a instituciones públicas, en este caso a la que tiene la misión de cuidar la vida, la integridad, el honor y la propiedad de las personas; a la que no le está permitido acciones que dañen ciudadanos ni a uno de sus componentes, para justificar a un jerarca.

Pero hay más: el escandaloso asunto de la embriaguez de un alto funcionario, generalmente es seguida por su destitución, o lo que moralmente corresponde: su renuncia.

Todo lo anterior quizá no tuvo el destaque que merecía, pues hay sucesos más dramáticos, como el incendio de la selva de la Chiquitanía. En este caso, también se busca culpar a alguien por la provocación del fuego, procurando desviar la atención sobre el decreto permisivo para abrir áreas para la ocupación de nuevos colonos, por supuesto adherentes del partido oficial. En este afán, se intentó culpar a cualquiera. Y en la reciente reunión en Colombia de los países amazónicos, el presidente de Bolivia acusó a muchos: al calentamiento global, al capitalismo, al consumismo, como los principales responsables de los incendios en la Chiquitanía. Por supuesto que no dijo nada sobre el decreto de aprobación al avasallamiento de tierras. Así va eludiendo responsabilidades, buscando imaginarios culpables de un delito que provocó esta enorme tragedia. Y –¡cuándo no!– aprovechó la oportunidad para defender al dictador Maduro.

Más publicaciones de Marcelo Ostria Trigo

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0