PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Martes 10 de diciembre 2019 Contacto
InicioDestacadasPolíticaEconomíaPaísEspecialesMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Marcelo Ostria Trigo

El retorno de la locura


2019-09-05 - 11:48:19
El ex integrante del secretariado de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), y uno de los negociadores con el gobierno del presidente Santos por parte de la guerrilla, Luciano Marín Arango, alias Iván Márquez, ha anunciado el rearme y que “ha comenzado la segunda Marquetalia”, el lugar donde se fundaron las FARC en 1964. Márquez, a tiempo de anunciar su retorno a la violencia, dijo que buscará una alianza con la otra guerrilla colombiana: el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

No se hicieron esperar las reacciones con tono de desencanto y rechazo por la ruptura de la paz: “Colombia, que había comenzado a vivir el sueño de la paz, se despertó el jueves en medio de la pesadilla de que una nueva versión de las FARC volvía a tomar las armas”. (Editorial de El País de Madrid). Y, por su parte, Carlos Ríos, de El País de Montevideo, afirmó “Lo que llevó años construir, puede volar por los aires en cualquier momento”.

Y muy pronto las primeras muertes: El 30 de agosto, el ministro de Defensa de Colombia, Guillermo Botero, informó que nueve rebeldes perecieron en un enfrentamiento con el ejército en una zona rural de San Vicente, y dijo que estos “pertenecían a las disidencias de la guerrilla disuelta”. “Los delincuentes están advertidos: se entregan o serán vencidos”, anunció.

¿Qué llevó a este ex jefe guerrillero a retornar a las armas? Márquez hacía un año que desapareció. Se dice que eludía a la justicia por varios delitos, entre ellos el de narcotráfico. Pero él afirma que lo hace porque “fue un error entregar las armas a un Estado tramposo” y que, ahora, se trata de “una nueva etapa en la lucha armada”, para liberar a Colombia de la oligarquía dominante. Realmente el empeño es instaurar una dictadura al estilo chavista, con el visto bueno de la tiranía castrista.

Por su parte, el líder de las FARC ahora partido político, Rodrigo Londoño, alias Timochenko, afirmó que las FARC, no comparten la decisión de Márquez de reanudar la lucha; que su propósito es consolidar la paz en Colombia.

Este retorno a las armas y la anunciada alianza con el ELN, no tiene la fuerza de la antigua guerrilla que acordó la paz. El presidente Duque ha señalado que en el anuncio de Márquez está la mano del presidente venezolano Nicolás Maduro. Lo que no sería extraño, pues ambos, Márquez y Maduro buscan lo mismo: la dictadura.

Lo sucedido ha causado gran impacto en el mundo. Es que no es comprensible que se procure interrumpir el derecho de los colombianos a vivir en paz; sin la violencia y el sufrimiento que ha durado más de seis décadas. Realmente, al final, la locura de los violentos no tiene futuro.

Más publicaciones de Marcelo Ostria Trigo

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0