PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Jueves 19 de septiembre 2019 Contacto
InicioDestacadasPaísEconomíaEspecialesEspectáculosVenezuelaMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
José Percy Paredes Coimbra

Comités cívicos y democracia


2019-08-21 - 20:22:06
Desde que evolucionamos como sociedades humanas, buscamos consolidar normas que nos permitieran convivir en paz entre diferentes pueblos y culturas; pasamos por el medioevo y el inicio del mundo moderno aceptando la esclavitud de algunos en beneficio de otros y considerando que la monarquía era el único sistema político capaz de consolidar y desarrollar una nación.

Los conceptos de República, Estado, Estado – Nación, Democracia, se fueron construyendo en largos procesos de pensamiento y práctica política; las naciones de Latinoaméricabuscaron su independencia de la monarquía española y como fruto de estas luchas independentistas surgieron nuevas sociedades en estas nacientesrepúblicas.

Nuevamente se modificaron las relaciones entre personas y entre éstas y el Estado y los conceptos de República, Estado, Estado – Nación, Democracia, evolucionaron. Hoy todavía vivimos una democracia republicana en un territorio nacional que se reconoce como Estado plurinacional y pluricultural y, por lo tanto, podemos esperar que la práctica de la democracia cambie, se modifique dando cabida a miles de personas, nativas de este AbyaYala, que no sienten en la actual democracia representativa, una expresión cabal de lo que desean y piensan.

Nos acostumbraron a delegar nuestra capacidad de proponer y de participar en la toma de decisiones; delegamos esta capacidad de participar a partidos políticos, instituciones y líderes varios. Entre estos ‘lideres varios’, aparecen en Bolivia los Comités Cívicos; inicialmente en el Departamento de Santa Cruz, el Comité Cívico pro Santa Cruz, que en sus primeros años de existencia fue efectivamente el legítimo representante de las fuerzas vivas del Departamento.

Los logros de los cruceños unidos en el Comité Cívico siempre serán recordados porque, con el aporte de todos los cruceños, se logró que las leyes dictadas por Busch en 1938, a favor de los territorios productores de petróleo, por fin se cumplieran, dando inicio al desarrollo sostenido del Departamento de Santa Cruz. La lucha de los cruceños aglutinados en el Comité Cívico en los años 50 y 60, con la consolidación de las cooperativas de servicios públicos y la obtención del 11% de las regalías petroleras, definió el futuro de este Departamento.

En su acta fundacional, el Comité Cívico se reconoce apartidista, porque en su seno debe abrigar, sin distinción, a las diferentes ideologías abrazadas por las y los ciudadanos a los cuales representa; sin embargo, durante la década de los 80, esa vocación de servicio al pueblo que dice representar, desapareció y sólo una élite muy pequeña se adueñó de esta instancia representativa de la sociedad civil.

El Comité Cívico que debía representar a todas las fuerzas vivas de su Departamento, pasó a representar los intereses de unos cuantos. Fruto de esta toma arbitraria del poder del pueblo, las organizaciones de la sociedad civil que conformaban el Comité Cívico se retiraron, así, por ejemplo, la Central Obrera Departamental, la Universidad y la Federación Universitaria Local – ente que impulsó la creación del Comité Cívico - por muchos años no asistieron ni fueron invitados a las asambleas, en franca discrepancia con la dirigencia del ente cívico.

La actividad del Comité Cívico dejó de ser por el bien del pueblo cruceño y pasó a dedicarse a apoyar la política partidista; específicamente a los partidos de derecha. Luego de la promulgación de la Ley de Participación Popular que desplaza el poder político y económico (centralizado hasta entonces), hacia los municipios y sus instancias locales de control social, cambia la dinámica en el ejercicio de ciudadanía, se revitalizan las instancias de representación más cercanas al pueblo como las juntas vecinales y surgen los comités de vigilancia.

A partir de entonces, los Comités Cívicos no tienen razón de ser porque terminan sobreponiéndose a otras instancias de representación legítimas de la población como son los municipios y sus instancias de control, o, lo que actualmente sucede, se sobrepone a los partidos y agrupaciones políticas.

A pesar de su muerte declarada, estos zombis políticos, se resisten a devolver el poder que alguna vez les fue confiado y para ello, lanzan medidas y convocatorias “nacionales” en “defensa de la democracia”, ¿pero de qué democracia hablan?, ¿será de aquella que favorece a los viejos y conocidos apellidos, a los amigos y fraternos, utilizando el poder de todos para favorecer a unos cuantos, como ya lo hicieron en el pasado? ¿O estarán hablando de esa democracia donde se escucha y se respeta la opinión de todos y todas, aquella donde se priorizan las leyes si no se llega a un consenso, sin considerar los intereses de los amigos de siempre por encima de los intereses de la mayoría de la población?

Si hablamos de la segunda opción, deberían replantear sus posiciones y, en vez de hacer el juego de algún candidato y su partido, deberían pensar en el bien común y actuar allí donde la población está demandando respuestas urgentes. La pregunta es: ¿será que tienen la capacidad para hacerlo?

Aparentemente no la tienen y, por ello, seguirán jugando a estar vivos y vigentes lanzando convocatorias a bloqueos y paros que no benefician a nadie y perjudican a muchos. Paros que dicho sean de paso no pararon nada. Así será.

Más publicaciones de José Percy Paredes Coimbra

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0