PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Martes 15 de octubre 2019 Contacto
InicioDestacadasPaísEconomíaEspecialesVenezuelaMundoEspectáculosDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Dante N. Pino Archondo

Los programas de gobierno


2019-07-22 - 22:18:03
Las previsiones económicas para Bolivia contienen datos que tienen que preocupar, el más importante de todos son los ingresos provenientes de las exportaciones de gas. El gas que de 1998 al 2005 representó 13.400 millones de dólares en los gobiernos del pacto por la democracia, en el periodo de gobierno del MAS, 2006 al 2013 fueron de 61.200 millones de dólares. Este crecimiento producto del comportamiento de los mercados le dio un nivel de oxígeno económico como a ningún otro. Estos recursos extraordinarios fueron los que sustentaron hasta el presente al actual gobierno.

El impacto en los ingresos fiscales pasó del 31% del PIB al 62% para los periodos señalados, en dólares significó 50 mil millones para el sector fiscal. A pesar de esta bonanza sin precedentes en los últimos 60 años de vida republicana, hoy día Bolivia no ha repuesto sus reservas gasíferas, lo que marca un punto rojo de alerta para el siguiente quinquenio. El valor de las exportaciones de gas entre el 2014 al 2018 han caído de dólares 6.675 millones anual a 1.561 millones, esta caída tiene enormes repercusiones en los ingresos de las gobernaciones, alcaldías, universidades etc.

Sin entrar al detalle de los hechos de corrupción que ha significado el uso de estos recursos económicos, afirmar como lo hace el MAS en su programa de gobierno actual, que fue el artífice del incremento de los ingresos fiscales, que logró con ellos redistribuir el ingreso e industrializar los hidrocarburos, es simplemente demagógico. Lo que tenemos son reservas gasífera agotadas, mercados constreñidos y ninguna perspectiva que resuelva esta situación, mucho menos cuando los precios internacionales para el gas han disminuido.

El enorme gasto fiscal que ha tenido lugar en estos trece años, ha duplicado la cantidad de empleados en el sector público de 200 mil a 450 mil burócratas que no producen nada, ha incrementado sus compras para sostener esta burocracia y lo ha hecho mediante compras directas. La expansión del gasto fiscal es otro problema pendiente.

Por último a pesar de que el año 2005 la comunidad internacional decidió condonar la deuda externa luego de prolongadas gestiones en los gobiernos de la democracia, en la actualidad Bolivia tiene un deuda externa de 9.428 millones de dólares y la previsión para el año 2020 es que tenga una deuda equivalente al 67 % del PIB.

Sobre esta realidad es que se esperaban programas de gobierno que nos mostraran los caminos para evitar el colapso que se avecina. Pero lejos de ello el MAS se ufana de haber resuelto todo y Comunidad Ciudadana sueña con ciudades inteligentes y espacios verdes, como si la crisis que ya muestra sus colmillos no fuera cierta.

No cabe duda que lo importante y urgente es hacerse del gobierno sin importar los costos que esto conlleve, no hay ideas serias y visiones de país todo se resume a bendecir lo hecho y a mostrarnos paisajes imaginarios propios para una economía desarrollada. NI el MAS ni CC tienen en mente el manejo de la crisis que viene

Más publicaciones de Dante N. Pino Archondo

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0