PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Miércoles 13 de noviembre 2019 Contacto
InicioDestacadasPaísEconomíaEspecialesVenezuelaMundoEspectáculosDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Álvaro Riveros Tejada

De ministro de Colonias a encomendero


2019-06-11 - 18:49:46
Nunca se nos habría ocurrido referirnos, más de una vez, a un sujeto que ha roto todos los paradigmas de la decencia y el buen comportamiento, como es el caso del Secretario General de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, que no se cansa de incurrir en dislates, como el protagonizado en el programa de Fernando del Rincón, de la cadena de televisión CNN.

En efecto, este circunstancial ejecutivo del organismo regional,con una actitud bipolar inconfundible, ha decidido jugarse el todo por el todo, con el objeto de lograr su reelección y, para ello, ha escogido nuestro país en busca del voto que le franquee dicho propósito, aún a costa de olvidar todas las graves ofensas que se profirieron mutuamente y dejar de lado aquellos principios y proclamas éticas y morales, que él mismo se encargó de emitir, a tiempo de oponerse a una supuesta reelección de Evo Morales, contraviniendo el resultado del referéndum del 21F.

Según la agencia EFE, de 10 de septiembre de 2017, el presidente Evo Morales criticó al secretario general de la OEA, en su cuenta de Twitter, señalando: “luego de fracasar su plan de intervención, Almagro pide endurecer sanciones en contra de Venezuela. Condenamos esa trasnochada obsesión golpista” y sigue: “Almagro utilizó la OEA para golpismo e intervencionismo” lo que, a su juicio, “es estar al servicio del imperialismo” El 15 de septiembre S.E. aseguró que: “el gobierno de EE.UU. y sus títeres pro imperialistas como Almagro son la peor amenaza para la democracia de los pueblos del mundo”.

La respuesta del funambulista no se dejó esperar y, en una nota de Página Siete fechada el 23 de septiembre de 2017, le exige al presidente Evo Morales respetar los resultados del referéndum del 21 de febrero y la decisión popular que dijo NO a la reelección y, respecto a la acción de inconstitucionalidad planteada por el oficialismo, el ex tupamaro indicó: “ningún juez puede levantar el dictamen del único soberano: el pueblo”.

Entonces, ¿Cómo podemos explicarnos su gira al Chapare, enjaezado con sendas guirnaldas de coca y bailando al son de las danzas cocanis? Convalidando el fallo de los jueces que se atrevieron a desconocer el dictamen del único soberano: el pueblo, algo que según sus propias palabras era imposible empero, SÍ había sido posible en el Chapare, cuando el Tribunal se sobrepuso al resultado del 21F.

Consideramos que la conciencia no se compra, ésta se narcotiza o simplemente se la adormece, lo que se compra es el comportamiento de una persona, de forma que ella decida hacer lo contrario a loque su concienciale dicta. Una muestra palmaria de esta aseveración es la actitud de este bribón que, con su veleidosa actitud y pertinaz deseo de reelección, acude a respaldar una candidatura trucha, liquidando su credibilidad y la de la OEA, con la misma saña de Fidel Castro, cuando calificaba a dicho organismo, como el ministerio de colonias de los EE.UU., donde resulta que este truchimán prefirió cambiar su pega de ministro de colonias, a la de un simple encomendero.

Más publicaciones de Álvaro Riveros Tejada

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0