PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Martes 16 de julio 2019 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEspectáculosEconomíaPaísVenezuelaMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Humberto Vacaflor Ganam

Empresas exitosas


2019-06-04 - 19:05:28
La situación de las empresas estatales es para llorar. Tienen cifras en rojo desde hace seis años.

Han tenido la oportunidad de hacerse millonarias durante el súperciclo, pero algo falló e hizo que las grandes utilidades se vayan a cuentas personales.

Lo cierto es que desde 2012 hasta ahora las empresas estatales están en déficit, resultado de que casi todas esas empresas fueron creadas sin los estudios de factibilidad, y sólo por impulsos políticos.

Según Siglo 21, el economista José Gabriel Espinoza dice que el año pasado los ingresos de las empresas estatales sumaron más de 47 millones de Bs, mientras que los gastos superaron los 53 millones.

Según el PGE de este año, las empresas estatales recibirán en esta gestión Bs 75,6 millones en gastos consolidados, lo que representa un incremento de 39,6% en relación con 2018.

Las utilidades de las empresas estales en 2019 llegaron en su conjunto a 3,5 millones de Bs, una cifra menor en 50% a la que se había dado en 2014, el último año de la bonanza.

Es decir que las empresas estatales no tienen buenos resultados ni siquiera cuando un superciclo, como el que se dio entre 2008 y 2014, haya provocado que todas las empresas del mundo tuvieran enormes márgenes de utilidades.

Los que ganaron en ese ciclo fueron las empresas privadas. Se hicieron millonarias. La periodista Amalia Pando reveló que la familia Rivero del Beni tuvo la oportunidad de comprar, en ese periodo, la más grande empresa oleaginosa del país.

A pesar de que el principal accionista era solamente veterinario de profesión, pero con conexiones decisivas en el gobierno, comenzando por el parlamento, el negocio fue viento en popa. Ahora forman parte de la oligarquía oleaginosa del país, una oligarquía muy famosa, además de resbalosa.

Se había dicho por esos días que unos inversionistas venezolanos estaban detrás de la empresa oleaginosa, pero ahora se sabe, por las denuncias de Amalia Pando, que también estuvieron involucradas algunas familias bolivianas, vinculadas muy estrechamente con el MAS.

Lo que lleva a observar que las empresas privadas, aunque estén en manos de militantes del MAS, tienen mejor administración que las empresas estatales.

Quien sabe el secreto esté en la calidad de la fiscalización, o en la moral de las personas, como otros dicen, pero esto muestra que eso de que todo debe estar en manos del Estado es algo equivocado.

Vacaflor.obolog.com

Más publicaciones de Humberto Vacaflor Ganam

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0