PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Martes 17 de septiembre 2019 Contacto
InicioDestacadasPaísEconomíaEspecialesEspectáculosVenezuelaMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Dante N. Pino Archondo

El llamado a la unidad de Samuel


2019-05-20 - 13:37:48
Si alguien tiene autoridad para convertirse en eje de convergencia política es Samuel Doria Medina, al decidir no participar del proceso electoral tiene ahora la libertad para convocar a la unidad de la oposición sin sospechas de conveniencias propias. La pregunta es ¿unidad para qué? Y esto lo que me parece importante ahora que el espectro de la visión internacional parece haber despertado, por fin, del sueño cándido en el que se encontraban muchos ciudadanos creyentes en las candidaturas confeccionadas a prisa y sin mucho contenido.

La Unidad debe entenderse como la común-unión de un objetivo que resulta esencial si queremos recuperar los valores y principios de la democracia, y es no avalar un proceso electoral que contenga al binomio ilegal Evo-Álvaro. El primer paso es limpiar el proceso electoral de vicios de nulidad, evitar la usurpación electoral, el segundo paso es proceder a recuperar el órgano electoral con miembros honestos, creíbles y de trayectoria civil intachable, y luego proceder a convocar a elecciones en el marco del respeto al voto y la voluntad democrática del pueblo. Si estos tres pasos no se producen, cualquier llamado a la Unidad será un paso en falso con grave costo democrático.

Estoy de acuerdo con Samuel cuando dice que la situación económica no es comparable a la que tiene Venezuela, es cierto, y precisamente por esto desde el exterior se mira al proceso boliviano con ojos distintos, comparativamente, a lo que sucede en ese país hermano. No se fija la vista en los problemas políticos internos que tenemos, como la reelección indefinida que al estar avalada por otras candidaturas hace pensar que el proceso es legal y no contiene elementos de preocupación que no sean los de una oposición política similar a tantas otras en procesos electorales que hubieron.

La pérdida de confianza del ciudadano en sus instituciones, la ausencia de dialogo o la falta de voluntad para corregir políticas junto con el manejo autoritario del gobierno central, son asuntos políticos que en mayor o menor medida tienen todos los gobiernos de la región, pensar que por ellos en Bolivia las cosas son distintas, y por tanto el apoyo internacional es necesario, es un error.

Tenemos una economía “estable” porque en esta materia el gobierno, a pesar de sus chambonadas, ha tenido tal cantidad de ingresos por la exportación de gas y minerales que ni el derroche que hicieron pudo terminar con ellos. Queda un remanente que debía servir para corregir con prontitud el gasto fiscal y evitar penosos ajustes de no ser así. Ahora bien, de este marco de situación a decir que la tendencia económica es un camino posible al que llegó Venezuela, y por ello hay que pedir el apoyo internacional para que no se reconozca la candidatura de Evo Morales, no es comprensible ni se justifica. Es un asunto de bolivianos que debemos resolver entre nosotros.

La alternancia política es lo que debemos imponer. Si queremos que la comunidad internacional nos oiga y comience a comprender lo que sucede internamente, hay que plantarle cara a este elemento. Desconocer el proceso electoral mientras el binomio oficial se sostenga, es un imperativo no una opción. Y si para ello hay que movilizar a esa ciudadanía hastiada de un gobierno corrupto e incapaz para resolver el bienestar social hay que hacerlo. El otro camino, el de la “normalidad electoral” que tiene al binomio oficial acompañado de otros, que se dicen de todo y se acusan por nada da señales equivocas tanto interna como externamente. El señor Almagro ha tenido una conducta propia de los desesperados, porque sabe que no será reelegido y ha vendido muy caro su rostro político, allá él, no es un tema que deba hacernos perder la calma y la necesidad de buscar la Unidad para tener democracia y no otro gobierno similar al que tenemos.

Más publicaciones de Dante N. Pino Archondo

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0