PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Jueves 18 de julio 2019 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEspectáculosEconomíaPaísVenezuelaMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Álvaro Riveros Tejada

Odebrecht cobra su primera víctima


2019-04-23 - 19:01:02
A tiempo de abordar la luctuosa noticia de la muerte del expresidente del Perú, Alan García, que ha consternado a la opinión pública mundial, debemos admitir con pena, que ella se inscribe en la temática que ha manejado recurrentemente esta columna, sobre la tenebrosa incidencia del Foro de Sao Paulo, en el devenir político de varios países latinoamericanos.

En efecto esa entelequia, delincuencialmente estructurada por Fidel Castro e Inácio Lula Da Silva, con miras a subvenir fondos de supervivencia para la isla cubana, que había sido desamparada por una Rusia soviética, harta de mantener el modelo comunistadel que ella misma renegó,fue el paradigma de la famosa “Operación Lava Jato”, creada a imagen y semejanza del engendro político, e integrada por una red de trece empresas brasileñas,como OAS, Camargo Correa, Andrade Gutiérrez y otras de primera línea,hábilmente pastoreadas por Marcelo Bahía Odebrecht.

Los alcances de este astuto empresario brasileño se patentizan en lasinvestigaciones de la Policía Federal de Brasil, reproducidas por la red Erbol, que exponen el hallazgo de un email dirigido por Odebrecht a sus socios, en fecha 15 de enero de 2009, donde relata las gestiones realizadas con el entonces presidente Lula da Silva, para que éste interceda ante Evo Morales en negocios petroquímicos que este grupo empresarial pretendía ejecutar en Bolivia.

En ese mismo email, reproducido también por el matutino“O Estado de Sao Paulo”, en una publicación del 16 de febrero de 2016, Odebrecht relata una solicitud hecha por Lula a nombre del presidente de Bolivia: “Lula después me pidió mirar un proyecto de azúcar y alcohol de interés de Evo en el norte de Santa Cruz”.

De las publicaciones citadas, se colige que el empresario se desenvolvía, con igual o mayor poder y libertad que un secretario de Estado, hasta el día quefue encarcelado en la penitenciaría de Curitiba, de donde salió en diciembre de 2017, después de casi dos años, y de haber pactado un acuerdo con la Fiscalía, que redujo su pena a sólo nueve años de presidio y una multa de 2.038 millones de dólares.

Sin embargo, después de esa precaria libertad obtenida, constatamos que el huevo de la serpiente germinó, y los resultados los comenzamos a ver con nitidez, después de casi dos décadas de su fecundación. Varios países sufren de esta pandemia y, como en el Perú, Venezuela, Ecuador, Brasil etc., presenciamos estupefactos cómo expresidentes caen presos, fugan, o mueren, como es el caso de Alan García, por haberse implicado en esta maléfica red de corrupción.

Convengamos que ni a Marx, ni a Lenin, ni al propio Al Capone, se les habría ocurridoinsertar en su ideología, la novedosa receta del Socialismo del Siglo XXI, que consistió en conformar, a nivel continental, una férrea alianza entre el Estado y el crimen organizado, con algunas fallaspor supuesto, como la de Odebrecht, que acaba de cobrar su primera víctima fatal.

Más publicaciones de Álvaro Riveros Tejada

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0