PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Martes 17 de septiembre 2019 Contacto
InicioDestacadasPaísEconomíaEspecialesEspectáculosVenezuelaMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
José Percy Paredes Coimbra

Mellizo de Unasur


2019-04-23 - 18:55:47
Como suele suceder con las pequeñas mentes, todo lo que no se le parece o, dicho de otra manera, todo lo que no está hecho a su imagen y semejanza, no sirve, es malo, perjudicial y otro poco de adjetivos urdidos por esas neuronas peregrinas!

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro y el presidente de Chile, Sebastián Piñera, decidieron que UNASUR no representa a nadie, porque ellos no la crearon, y se reunieron para dar nacimiento al PROSUR (Foro para el Progreso y el Desarrollo de América Latina), se suma a ellos Iván Duque, presidente de Colombia. Se dieron cita en Chile para la conformación oficial de este nuevo bloque, supuestamente desideologizado, de integración.

Participaron de esta reunión, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Perú y Paraguay, con la finalidad de “re lanzar” la integración de la región, según palabras de Bolsonaro. “La idea es contar con un foro de integración y concertación política más dinámico y menos burocrático” afirmó Piñera.

Efectivamente se constituyó el PROSUR en marzo pasado y, a un mes del evento, todavía lo que se tiene es eso, la constitución de un ‘nuevo’ organismo para lograr la integración regional, aunque los presidentes de Brasil y Chile estaban más concentrados en retomar las negociaciones (ya iniciadas el año pasado) para integrar el Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) con la Alianza del Pacífico (Chile, Colombia, México y Perú) que, en teoría, facilitará el comercio en toda la región.

Además de dar el puntapié para el inicio del tratado de libre comercio firmado entre Brasil y Chile que todavía no se consolida, a pesar de estar basado en un tratado de 1996.

Básicamente ambos organismos no varían mucho; el PROSUR está prioritariamente dirigido a fomentar el comercio entre los países miembro y el UNASUR, además de fomentar el comercio entre sus miembros, fomentaba también el intercambio de conocimientos y la solidaridad entre naciones.

A juzgar por los objetivos, el PROSUR puede ser considerado como el hermano mellizo de UNASUR porque, aunque tienen cosas comunes, definitivamente no se parecen ni en el enfoque ni en los objetivos, aunque están conformados por las mismas naciones.

La ex presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, cuando consultada respecto a las iniciativas de Bolsonaro, consideró que este es un “aventurero con visión neofascista”. Esta dura crítica se debe a que inmediatamente después de ser elegido presidente de Brasil, meses antes de ser posesionado, éste ya había iniciado sus discursos en contra de UNASUR y de todas las políticas sociales implementadas en Brasil y en otros países hermanos.

No es casual que el gabinete de Bolsonaro esté conformado mayoritariamente por militares activos y retirados. Tampoco es casual que su Ministro de Justicia sea Sergio Moro, el juez que, a último momento, envió a Ignacio Lula da Silva, a la cárcel, impidiendo su candidatura para la presidencia, a pesar (y talvez por eso mismo) que Lula era el candidato con mayor intención de voto.

Al parecer, en el mundo Bolsonaro, todo aquel que quiera ‘ganar puntos’ y ascender, debe hundir a los detractores de su gobierno; posiblemente por esa razón, el mes pasado una jueza aumentó los años de detención de Lula de 12 a 25, haciendo imposible que pueda pensar en una nueva candidatura.

Sin embargo, la justicia “independiente” brasilera, desapareció el juicio que se seguía contra Bolsonaro, por un caso de corrupción en la empresa de energía eléctrica que se iguala al caso de la Petrobrás; también desvió la mirada al juicio contra el brazo derecho del hijo de Bolsonaro, quien dice no tener conocimiento del movimiento de dinero que su asesor realizó durante el año 2018 para supuestos pagos a asesores externos del hijo de Bolsonaro. Este comportamiento está considerado y prohibido en la ley del órgano público en Brasil.

Habrá que esperar para ver si el experimento Bolsonaro/Piñera funciona en beneficio de los países de la región; lo que sí sabemos es que antes de ser creado, ya contaba con el visto bueno de Donald Trump.
En consecuencia, más allá de haberle puesto el nombre de PROSUR creo que al hacer caso a sus jefes del norte debiera llamarse PRONORTE.

Más publicaciones de José Percy Paredes Coimbra

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0