PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Martes 17 de septiembre 2019 Contacto
InicioDestacadasPaísEconomíaEspecialesEspectáculosVenezuelaMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Álvaro Riveros Tejada

Gobierne hasta donde Dios quiera


2019-04-09 - 19:13:49
Semejante clamor, fruto del más abyecto servilismo, sólo puede caber en la mente y el espíritu de un zalamero enajenado por el poder que lo mantiene, pero lo maltrata. Se trata de una suerte de imbécil que se equipara a la esposa de un marido golpeador, que es capaz de certificar que el maltrato obedece a un amor sincero. “Me pega porque me quiere”, una letanía que suele repetir cada vez que recibe una tunda.

Semejante acto de adulonería realizado por el presidente del Consejo Municipal de Shinahota, es igual o mayor que aquél perpetrado por ese oficial, dotado con una espina dorsal de goma, que llegó al extremo de acuclillarse ante su soberano, para amarrar los guatos de su zapato; o al protagonizado por el alcalde de Achocalla que, a tiempo de inaugurar un coliseo con el nombre del Jefe de Estado dijo: “Voy a pedir de rodillas a nuestro papá y genio boliviano ¡Evo Presidente 2020-2025 y Evo por siempre! ”;finalmente, el vergonzoso arrumaco del gobernador de Chuquisaca, Esteban Urquizu, cuando afirmó: “Nuestro presidente es otro enviado de Dios para el pueblo boliviano, como nuestros héroes que llevamos, en honor de verdad, en nuestro corazón. Nos guía, nos orienta, es la voz del proceso de cambio…”

¿Será posible tanta obsecuencia? Convengamos en que tales comportamientos sólo se dan en una sociedad decadente y sumida en la más cruel abyección, por el exceso de la arbitrariedad de los regímenes que las gobiernan, basados en dineros mal habidos, que los hace prepotentes y discrecionales. Baste ver lo ocurrido en la hermana república de Venezuela donde, el dinero en manos de un ignorante, sólo pudo contribuir en algo, más nunca crear nada, salvo dominio, y un universo de áulicos, chupamedias y serviles que, con su actitud, sólo ayudaron a empujar al abismo a su patria y al ignaro, a cometer toda suerte de desastres.

A modo de matizar dicha aserción, nos permitimos echar mano a un lance de la picardía popular cubana, que cuenta que Fidel y Raúl Castro estaban esperando al "pana" Hugo Chávez en el aeropuerto de la Habana y comienza a llover, Raúl se remanga los pantalones para no salpicarse. Llega Chávez, y Fidel le dice a Raúl:
- Raúl, bájate los pantalones... A lo que Raúl le responde a la oreja:
- ¿Tanto es lo que le debemos a este camarada?

A 180 días de las elecciones presidenciales, y cuando los políticos y los partidos que van a participar de dicha contienda buscan afanosamente un programa de gobierno atractivo para su campaña, o al menos una propuesta fácilmente digerible por sus votantes, qué mejor que insistir en la lucha contra la zalamería, o el llunkerio en términos coloquiales, incluyéndola en los tres preceptos incas: Ama Llulla, Ama Sua, ama Quella y Ama llunku, de forma de evitar en el futuro, que se cuele un lambiscón que, endiosando al nuevo Jefazo, le pida que gobierne hasta cuando Dios quiera.

Más publicaciones de Álvaro Riveros Tejada

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0