PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Miércoles 17 de julio 2019 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEspectáculosEconomíaPaísVenezuelaMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Humberto Vacaflor Ganam

Las dudas del dólar


2019-03-11 - 18:42:12
El presidente del Banco Central de Bolivia, Pablo Ramos, está incurriendo en el delito de exceso cuando decide repetir todos los días, sin falta, que la paridad de la moneda boliviana con el dólar se mantendrá invariable.

Hay errores de comisión, de omisión y errores de exceso, como lo acaba de demostrar este izquierdista de los años setenta obligado a repetir consignas de la campaña electoral de este nuevo siglo.

Lo que le han dicho al señor Ramos en las redes sociales es que si repite tantas veces la misma cosa provocará que quede en duda lo que quiere decir. No lo afirma, lo vuelve dudoso.

Como dijo Emerson: los argumentos no convencen a nadie. Las verdades tienen que ser sugeridas para que el mensaje surja en la cabeza de la gente, pero no repetidas, y menos con tanta insistencia.

Detrás de todo esto está el alboroto creado por el propio gobierno. Dice que todo es normal pero al mismo tiempo pide a los bancos que repatríen sus dólares del exterior, salvo que quieran ser declarados enemigos del proceso de cambio y de la re-re-re elección del actual presidente.

Y luego, el ministerio de Economía instruye al Banco Unión, de propiedad del gobierno, distribuir dólares a las casas de cambio para que la oferta de dólares sea normal, aunque las casas de cambio dicen que no los necesitan, pues se proveen de la divisa de los exportadores, legales o ilegales. Es un caso en que se demuestra que el Estado y sus instituciones son prescindibles.

Después se comprueba que las avionetas que llegan al Chapare para recoger la pasta base o el clorhidrato de cocaína no pagan en moneda nacional, sino en dólares. La “bolivianización” de la economía no ha llegado a los sectores ilegales a pesar de que el gobierno los tiene como aliados.

A todo esto, se mantiene la duda del dólar. El odiado FMI dice que en este momento la moneda boliviana está sobrevaluada en 30%, pero un experto del Banco Mundial calculaba hace un año que era de 40%.

El peligro es que con tanto alboroto la gente comience a desconfiar y todo termine en una fuerte demanda de dólares, una reducción de los depósitos… y el desastre.

En suma, lo que debe hacer el gobierno, si quiere mantener su propio libreto, es no exagerar. Si quieres dar tranquilidad, no te dediques a alarmar, sería el consejo. Quedate piola, dirían en Buenos Aires.
Vacaflor.obolog.com

Más publicaciones de Humberto Vacaflor Ganam

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0