PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Martes 10 de diciembre 2019 Contacto
InicioDestacadasPolíticaEconomíaPaísEspecialesMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
José Percy Paredes Coimbra

Heil Hitler, heil Unión Europea, heil EEUU


2019-02-21 - 12:43:15
Sería interesante revisar en qué invirtió su tiempo el tristemente famoso Parlamento venezolano. Qué nuevas leyes propuso, qué comisiones tiene, a cuántas ciudadanas y ciudadanos dio respuesta esta instancia del Estado. Es que si tan libres de cuerpo critican las políticas del presidente legítimo, Nicolás Maduro, lo menos que se puede esperar es que su gestión haya sido mejor.

Aunque es fácil percibir que ni siquiera existen informes de gestión de esta instancia gubernamental, porque además de criticar al presidente legítimo de Venezuela, su otra actividad fue pelearse internamente. Todos juntos no hicieron uno! (como decimos por estos lados del mundo).

Con ese ‘bagage’ y experticia, es que el diputado Guaidó, del mismo partido que Leopoldo López (Voluntad Popular) se autoproclama encargado de la presidencia. Si hasta ese momento la oposición hizo su mejor esfuerzo por tornar ingobernable a Venezuela, con esta joyita coronó sus esfuerzos.

Obviamente, a partir de ahí, es que se debió buscar una manera de reorganizar este país hermano que ha sido tan manoseado y saboteado, tanto por los grupos de poder (que no aceptan ser gobernados por los representantes del pueblo) como por Estados Unidos y sus aliados.
No hace mucho, Mike Pompeo, Secretario de Estado norteamericano, salió a la palestra, para indicar que el ‘nuevo presidente’ Guaidó cuenta con el respaldo de EEUU y que, bajo su mandato, se encaminarán las acciones para la realización de nuevas elecciones en Venezuela; antes mismo que Guaidó haya dicho algo respecto a este tema! También informó a sus conciudadanos y al mundo, que no retirará su cuerpo diplomático de Venezuela, tal como lo había exigido el presidente legítimo de este hermano país, Nicolás Maduro.

Qué interesante actuación! Seguramente ya estaban estrujando las manos y secándose las babas, sintiendo que ya estaba en su poder el mayor reservorio de petróleo del mundo!

Y se les cruzó la propuesta de diálogo presentada por Uruguay y México! Qué retraso! Pero para ellos eso no es problema, presionan un poco (léase chantajean, amenazan, extorsionan) a sus socios europeos y se arregla el problema, aunque esas posiciones pétreas provoquen una guerra.

Lamentablemente eso fue lo que pasó en la reunión del Grupo Internacional de Contacto sobre Venezuela. Se llegó a plasmar el Mecanismo de Montevideo, una propuesta coherente con la intención de los países que efectivamente quieren que Venezuela salga del actual atolladero al que la llevaron los mezquinos y oscuros intereses de sus élites y aliados extranjeros.

Haciendo un ejercicio rápido sobre lo que sabemos, por la prensa, de los países europeos que rasgan vestiduras, indignados por la ‘falta de democracia’, de ‘transparencia’, de ‘preocupación por el bienestar del pueblo’, que según ellos es la tónica del actual gobierno venezolano.
España, uno de los países que más indignado aparece, no tiene mucha moral para hablar de respeto al pueblo o de democracia: más allá de su cuestionado proceso electoral, ¿qué nos puede decir del pueblo Catalán? ¿De sus líderes encarcelados o desterrados? ¿Obligados a silenciar su voluntad? ¿Creen que ese es un tratamiento digno, democrático o respetuoso hacia sus conciudadanos?

Francia, además de los escándalos frecuentes divulgados por su propia prensa, lleva más de tres meses en conflicto con un amplio sector de su población que creativamente se dieron a conocer como los chalecos amarillos. ¿Es democrática su actitud de enviarle a la policía antimotines a cada manifestación? De lanzar les chorros de agua de altísima presión que lastima en serio, peor si hace frío o de lanzarles granadas de gases lacrimógenos que les pueden desmembrar?¿El gobierno francés buscó el diálogo en algún momento? Porque hasta donde sé, las demandas de los chalecos amarillos no son exageradas; son demandas que en todos los pueblos las hacemos en algún momento de nuestra vida en democracia.

Y estas naciones son las que vienen a levantar el dedo acusador contra un gobierno popular que hace seis años viene siendo boicoteado económicamente, asfixiado por su mezquino pensamiento obtuso que sigue creyendo que existen razas que pueden y deben dominar a otras razas. Que se sienten superiores y nos miran por encima del hombro como si fuéramos ciudadanos de segunda clase.

Esta Europa, que al parecer hace realmente buen par con EEUU, cuando fingen rechazo a toda forma de discriminación, cuando se horrorizan con solo nombrar a Hittler o su pensamiento y en verdad no son más que un remedo de ese estadista que consideraba que sí, existían razas superiores destinadas a dirigir los destinos del planeta y otras razas inferiores, destinadas a servirles.

Es justamente ese pensamiento el que están mostrando tener en el tratamiento que están dando a la crisis creada para Venezuela; la víctima es mostrada como culpable de su desgracia; estrangulan desde el exterior, europeos y norte americanos, la economía de Venezuela, provocando el aumento de la migración de sus ciudadanos, impidiendo que pueda crecer económicamente y dar respuesta a las necesidades de su pueblo, para luego culpar a su gobierno de esta situación y encumbrar a un sirviente como presidente de esta nación victimada por las ansias de poder y por el enorme desprecio que una raza que se cree superior siente por otra; una raza que tuvo el doble pecado de ser dueña del mayor reservorio de petróleo del mundo y de ser morena.

Su comportamiento indigna y al mismo tiempo da pena, que hipócritas son, por lo menos tengan la dignidad de llamar las cosas por su nombre y dejar de crear teatros internacionales porque aquí, todos nos damos cuenta de lo que está pasando; como reza el dicho popular, no hay más ciego que aquel que no quiere ver y, en este caso, sólo no quieren ver los que comulgan su discriminación y pensamiento retrógrada.

Como diría Jesús, el Cristo, esas naciones son como unos sepulcros blanqueados; bonitos por fuera y putrefactos y fétidos por dentro!

Más publicaciones de José Percy Paredes Coimbra

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0