PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Domingo 22 de septiembre 2019 Contacto
InicioDestacadasPaísEconomíaEspecialesEspectáculosVenezuelaMundo
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
José Percy Paredes Coimbra

Domitila Barrios de Chungara o simplemente Domitila


2019-01-07 - 19:15:30
Estuve pensando en la nueva edición del libro biográfico “Si me permiten hablar”, estructurado por una pedagoga y comunicadora brasileña, basada en el testimonio de vida de la compañera Domitila, obra que a pesar de los años pasados, sigue tan vigente como el día en que se terminó de imprimir y que este año ha sido editada nuevamente y presentada hace algunos días en la ciudad de El Alto.

Domitila, mujer sencilla, humilde y luchadora; nunca miró a nadie por encima del hombro, a pesar de ser una de las mujeres de mayor influencia en las luchas sociales del siglo XX, de nuestro continente y del mundo; fue una niña inquieta, con ganas de estudiar y aprender; apoyada por su padre, aunque desde pequeña tuvo que apoyar lo ella también, en el cuidado de sus hermanas y hermanos porque quedaron huérfanos de madre a temprana edad.

Aún adolescente se casa con un joven minero y posteriormente se enrola en el Comité de Amas de Casa de la comunidad minera Siglo XX; su inquietud, sus ganas de aprender, de conocer más, la hacen brillar en el Comité; su liderazgo la lleva a ser elegida Secretaria General, es una de las primeras líderes mujeres del movimiento obrero de Bolivia.

El Comité de Amas de Casa – Siglo XX, estaba organizado igual que el Sindicato de Mineros y formaba parte de la Federación de Trabajadores Mineros y de la Central Obrera Boliviana. La participación de las mujeres en la realidad de la comunidad minera y en la política era para Domitila parte de un todo: “la primera batalla a ganar es dejar participar a la compañera, al compañero y a los hijos en la lucha de la clase trabajadora para que el hogar se convierta en una trinchera infranqueable para el enemigo”.

Domitila representa a heroínas anónimas, mujeres silenciadas que han defendido los derechos de las y los trabajadores, que exigieron, lucharon y cuando fue preciso, pidieron medicinas y comida para no morir de hambre, de frío o de enfermedades evitables. Una hermana de Domitila, por ejemplo,murió envenenada porque estando hambrienta, buscó en la basura y comió restos que contenían ceniza de carburo.

La miseria en la que se vivía, las condiciones inhumanas a las que la población minera estaba sometida, obligaba que las mujeres trabajaran jornadas de 20 horas diarias para cuidar de toda la familia y todavía poder emplearse en otras actividades para aumentar los ingresos familiares, a decir de Domitila, “la burguesía siempre ha sido brutal, mentirosa y ladrona”.

Ante la pregunta que seguramente nos hemos hecho alguna vez respecto a las riquezas naturales de Bolivia y nuestra calidad de vida, Domitila también se enfrentó a este dilema; Cómo siendo Bolivia tan rica en recursos como petróleo, gas, zinc, estaño, oro, plata, hierro, tiene a una población tan pobre? Cómo siendo tan ricos morimos de hambre? Donde están o a dónde van los dineros que se generan de la explotación de estos recursos que son nuestros y están siendo administrados por el Estado?

En el proceso de consolidación de su liderazgo encontró la respuesta: “Bolivia se hallaba sometida a las empresas transnacionales que controlaban la economía del país. Las grandes multinacionales se han llevado la riqueza a costa de la miseria de sus propietarios por derecho. Las inmensas fortunas generadas por nuestro trabajo han salido fuera del país (...) A pesar de que somos tan poquitos habitantes, esta riqueza no nos pertenece, hay muchos que se han vuelto ricos pero invierten toda su plata en el extranjero”.

Desde su posición en el Comité de Amas de Casa, se enfrentó a las fuerzas represivas de las dictaduras que le tocó vivir, siempre desde una actitud combativa pero reflexiva a la vez; para ella todas y todos los habitantes de este país debían luchar unidos para cambiar las condiciones de vida tan precarias e injustas que les tocó vivir.

En el año 2007, el Gobierno le otorgó la Medalla al Mérito Democrático por su contribución al restablecimiento de la democracia en Bolivia, luego de más de 20 años de dictaduras militares.

Falleció de cáncer de pulmón, a los 74 años de edad, en la ciudad de Cochabamba el 13 de marzo de 2012; el Gobierno de Bolivia declaró 3 días de duelo nacional y la condecoró de manera póstuma con la Orden del Cóndor de los Andes.

Les dejo este pensamiento de la compañera, luchadora y líder Domitila:

“El enemigo principal, ¿cuál es?
¿La dictadura militar?
¿La burguesía boliviana?
¿El imperialismo?
No, compañeros.
Yo quiero decirles estito:
nuestro enemigo principal es el miedo.
Lo tenemos dentro”.

Más publicaciones de José Percy Paredes Coimbra

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0