PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Martes 17 de septiembre 2019 Contacto
InicioDestacadasPaísEconomíaEspecialesEspectáculosVenezuelaMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
José Percy Paredes Coimbra

Sociedad tecnológica


2018-12-30 - 10:39:50
Nuestro hermano presidente Evo Morales, en su intervención durante la XIV Asamblea del ALBA – TCP, alertó sobre la importancia de manejar la tecnología responsablemente; los Estados deberían controlar, gestionar y legislar sobre la misma, porque a título de libertad de expresión, se está usando esta tecnología de manera irresponsable y tendenciosa. Se está mintiendo al pueblo y, como el papel (o la nube) aguantan todo, se miente en las redes sociales, se activan ‘memes’ despectivos, racistas, xenófobos y lo más que se puede hacer, es salir a la palestra a desmentir. Sin embargo, el tiempo que lleva desde recibir un ‘meme’ y realizar o dar una respuesta apropiada, ya fue suficiente para validar en la mente de miles, sino millones de personas, ese mensaje falso o tendencioso.

Ni bien nuestro presidente, en Cuba, mencionó el uso mal intencionado que hace la derecha en nuestro país de las redes sociales con el afán de engañar para repuntar en la opinión pública, no faltaron los opinólogos y opinólogas de las redes sociales que lanzaron el grito al cielo, como si de una maldición se tratara; como si nuestro presidente estuviera preparando ‘una nueva inquisición’ contra los opositores. Estas personas mal intencionadas y, probablemente, muy mal informadas, deben saber que la tecnología de la información no solo es preocupación de nuestro presidente.

En 1995, en la reunión del Grupo de los Siete (G – 7), ocurrida en Bruselas, los representantes de estos gobiernos, centraron su atención en un único tema: la sociedad de la información. En la agenda de la reunión, las principales cuestiones giraron en torno a las condiciones tecnológicas y legales para la construcción de las denominadas ‘autopistas’ de la información, que en aquel entonces eran planes, propuestas, ideas, pero hoy son internet, redes sociales como el facebook o twiter, las aplicaciones tanto para computadoras como para celulares; la realidad superó, en mucho, a la propuesta o a lo que se pensaba, serían los usos y espacios de interacción.

En aquel momento, las economías más grandes del planeta, debatían el establecimiento de mecanismos de seguridad, la evaluación de posibles efectos sobre el empleo, la regulación internacional de los nuevos medios de comunicación, los problemas que estas nuevas tecnologías representarían para la privacidad de los ciudadanos, entre otros cuestionamientos.

Si las más grandes economías del planeta pueden - y lo hacen - debatir sobre cómo controlar el uso, para evitar abusos de la tecnología, por qué razón, un Estado soberano como el nuestro, no se puede hacer las mismas preguntas?

Por qué es razón de ‘bromas’ y de comentarios perversos, una preocupación legítima de quién nos gobierna?

Nuestros conciudadanos que tan rápidamente salen al paso a decir que es una dictadura o, por lo menos, tiranía de quién nos gobierna, intentar ordenar, legislar sobre estos asuntos, no se da por enterada cuando otros países sí lo hacen, no cuestionan ni chistan cuando es Estados Unidos, Reino Unido o algún país Europeo; por qué?

Me parece que es un caso agudo y gravísimo de baja auto estima y la quieren proyectar hacia nuestro gobierno. Después de la nacionalización de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos – YPFB, de la industrialización del litio en Uyuni, de la implementación del segundo aguinaldo o de la creación del Banco de Desarrollo, que llega a la población que jamás antes hubiera podido pensar en obtener préstamos para la producción o vivienda; se puede pensar que nuestro presidente depende del qué dirán o de la aprobación de otros gobiernos?

La dependencia ideológica y económica quedó en los anteriores gobiernos y eso no va a cambiar; la población boliviana está avanzando, se está desarrollando y se siente cómoda con la manera de gobernar de nuestro presidente, sino no le tendrían tanto miedo a su repostulación, verdad?

Retornando a las repercusiones de la reunión del G – 7, Castells (sociólogo, que no necesita ostentar ningún título antes o después de su nombre!), dijo lo siguiente:
“La difusión y desarrollo de ese sistema tecnológico ha cambiado la base material de nuestras vidas, por tanto la vida misma, en todos sus aspectos: en cómo producimos, cómo y en qué trabajamos, cómo y qué consumimos, cómo nos educamos, cómo nos informamos-entretenemos, cómo vendemos, cómo nos arruinamos, cómo gobernamos, cómo hacemos la guerra y la paz, cómo nacemos y cómo morimos, y quién manda, quién se enriquece, quién explota, quién sufre y quién se margina. Las nuevas tecnologías de información no determinan lo que pasa en la sociedad, pero cambian tan profundamente las reglas del juego que debemos aprender de nuevo, colectivamente, cuál es nuestra nueva realidad, o sufriremos, individualmente, el control de los pocos (países o personas) que conozcan los códigos de acceso a las fuentes de saber y poder.

(...) Por ello es a la vez la sociedad de las proezas tecnológicas y médicas y de la marginación de amplios sectores de la población, irrelevantes para el nuevo sistema, (...) por ello no podemos desarrollar su dimensión creativa y escapar a sus efectos potencialmente devastadores sin afrontar colectivamente quiénes somos y qué queremos. Lo que tal vez el Grupo de los Siete debiera plantearse es cómo reequilibrar nuestro superdesarrollo tecnológico y nuestro subdesarrollo social”.

Es justamente ésta la preocupación de nuestro presidente y, sin duda, actuará en concordancia con sus reflexiones respecto a los nuevos desafíos que nos plantea la sociedad tecnológica frente a nuestra soberanía como Estados. Quienes quieran permanecer de rodillas frente a gobiernos extranjeros, pensando y afirmando que ellos saben y pueden más que nosotros, continúen con sus burlas y ‘memes’, pero eso sólo muestra su pequeñez mental, frente a la nobleza y grandeza de quién los gobierna, les guste o no.

Más publicaciones de José Percy Paredes Coimbra

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0