PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Viernes 20 de septiembre 2019 Contacto
InicioDestacadasPaísEconomíaEspecialesEspectáculosVenezuelaMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Jorge V. Ordenes L.

Cuando los populismos no pendencian


2018-12-26 - 11:57:52
En Italia el populismo de extrema derecha del dotado norte del país (La Liga) que buscaba reducir impuestos a como dé lugar y lo pregonaba “a los cuatro vientos,” y el populismo de izquierda (Movimiento Cinco Estrellas) que buscaba aumentar el gasto social también a como dé lugar sobre todo en las regiones pobres del sur del país, se unen por necesidad política poco menos que sorpresivamente y llegan al gobierno hace seis meses para juntos proceder a gastar euros que, incluso hoy, no tienen, lo que, entre otras cosas, provoca que los intereses de bonos italianos asciendan a niveles no vistos en los recientes cuatro años, lo mismo que los intereses de créditos para compra de inmuebles, y los de inversión, al punto de que se vino a decir que el país estaba al borde de una recesión con creciente desempleo, etc.

En Bruselas se pensó en aprobar el presupuesto deficitario para no parecer parcial a los populistas de derecha, pero no. La Unión Europea (UE) optó por el desacuerdo con lo presentado por el gobierno inédito de alianza de populistas de derecha e izquierda de Italia, e insistió en que las reglas de gasto y déficit de la UE tenían que respetarse lo que el 18 de diciembre de 2018 obligó al gobierno de coalición italiano a nada menos que llegar a un acuerdo con Bruselas… cuando hace tan solo una semana los coalicionados de Italia afirmaban que nunca iban a acatar la normativa financies de la UE al punto de que uno de sus líderes, Luigi de Maio, dijo en su momento que “el gobierno italiano no iba a ceder un milímetro.” El otro líder, Mateo Salvino, por su lado afirmó que Italia no sería “un sirviente de las regulaciones europeas.” El primer ministro, Giussepe Conte, dijo que “No había ningún plan B.”

Pero al final estos personajes “vieron la luz” y aceptaron la realidad financiera de Italia, y su gobierno de populistas varios ahora debe reducir el déficit nacional en 2019 del 2,4 del PIB que tenían en mente, al 2,04 acordado con Bruselas que dicho sea de paso no puede vetar el presupuesto de un país miembro pero sí puede imponer sanciones que fue lo que se pensaba hacer con Italia… y lo que hizo repensar las cosas a los italianos. El mercado italiano de bonos celebró el arreglo presupuestario acordado con la UE. También lo celebraron millones de italianos que saben que Europa debe ser una en un mundo convulsionado.

El año 2018 vió el surgimiento de China y de los populismos de derecha en Occidente como el de EEUU, Polonia y Hungría et. al. al punto de que a mediados del año los países realmente demócratas alcanzaban solo un tercio de los del Grupo de los 20. En 2007 eran el 83%; esto antes de que López Obrador y Bolsonaro llegasen a la presidencia, respectivamente, según BloombergNews. En 2019 es muy probable que estas corrientes continúen e incluso se expandan… y/o se compliquen entre otras cosas por la poca envidiable situación política de la primer ministro del Reino Unido, Theresa May, y el Brexit; por lo que logre: el renovado congreso de EEUU y el presidente de ese país, la democracia cristiana de Alemania, el presidente Macron de Francia, la pugna con Rusia y sus piratería cibernética, el tenso Medio Oriente… y ante las presencias planetarias insoslayables como el calentamiento climático y sus complejidades, la revolución industrial y la automatización, las migraciones, la integración y los derechos humanos. Predecir se hace cada vez más difícil… y decir más necesario.

Más publicaciones de Jorge V. Ordenes L.

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0