PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Jueves 27 de junio 2019 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEspectáculosEconomíaPaísVenezuelaMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Humberto Vacaflor Ganam

Camiones cisterna peligrosos


2018-12-17 - 19:49:56
Cuando se habla de cisternas de YPFB hay que preocuparse. Tienen una muy mala reputación en la región por las operaciones de exportación de GLP a Argentina y Perú, que llevaban cargas extras de droga.

Un masista de nombre José Luis Sejas Rosales fue detenido en Argentina en julio de 2016 por llevar 136 kilos de cocaína en una de esas cisternas. El gobierno argentino pidió su extradición pero el gobierno boliviano no lo entregó.

Las protestas del gobierno peruano tampoco fueron atendidas por el gobierno boliviano, aunque incluían las pruebas de operaciones de exportación similares a bordo de camiones cisterna con el logo de YPFB.

Ahora se habla de cisternas de YPFB que llevarán gas natural licuado (GNL) hasta pequeñas ciudades, como Llallagua, donde se instalaron plantas de regasificación.

Esto suena a muy alto riesgo. Lo advirtió el ingeniero Saúl Escalera antes de que se compraran las plantas de licuado (aunque los angloparlantes del gobierno le llaman “licuificado”) del gas, que son muy caras, por supuesto, y las de regasificación.

Como negocio, ha debido ser muy bueno, porque el costo de la planta inicial en Río Grande era de 137 millones de dólares, lo que revela el interesante nivel de las comisiones. Sobre las plantas de regasificación y su costo no se sabe mucho, porque a partir de ese momento se endureció el hermetismo de YPFB.

Escalera fue muy crítico con este proyecto. “Un análisis técnico y económico del proyecto permite aseverar que la estrategia planteada por YPFB muestra serias limitaciones, porque teniendo una sola planta de GNL en Río Grande, resultará muy caro enviar GNL en cisternas criogénicas a temperatura de –161ºC por vía terrestre a través de caminos difíciles de nuestro país hacia cada localidad–objetivo, a miles de kilómetros de la planta de Santa Cruz”.

Entonces, uno se imagina un camión cisterna criogénico que lleva gas natural licuado por los caminos del país, con la muy alta posibilidad de que se enfrente a bloqueos que, sin ser tan irracionales como los que hacía Evo Morales en el Chapare, podrían causar desastres. El gas contenido en las cisternas está reducido en volumen en 600 veces, además de que debe permanecer a –163 grados centígrados.

Algunos masistas que hacen de guerreros digitales dicen en las redes que todo el operativo está garantizado. Pero si se producen accidentes con garrafas e incluso con gasoductos, pensar en un accidente con GNL es pensar en Hiroshima.

Vacaflor.obolog.com

Más publicaciones de Humberto Vacaflor Ganam

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0