PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Martes 17 de septiembre 2019 Contacto
InicioDestacadasPaísEconomíaEspecialesEspectáculosVenezuelaMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
José Percy Paredes Coimbra

Democracia o autocracia


2018-12-14 - 18:48:14
En los últimos días, talvez en las últimas semanas, la palabra ‘democracia’ está en boca de todos; opinólogas y opinólogos incluidos. Muchos rasgan vestiduras y dicen que la democracia está herida de muerte, otros más dramáticos ya la mataron; pululan los carteles que, en teoría, ‘defienden’ la democracia, hacen marchas y recontra marchas, bloqueos y más bloqueos y sólo saben repetir que están ‘defendiendo la democracia’.

Ante tanta democratitis, no será que estos opinólogos y activistas del momento pensaron que están desgastando el término? Que están haciendo que pierda sentido? No se dan cuenta de lo que están haciendo o, lo están haciendo a propósito?

Si somos observadores, nos daremos cuenta que quienes se ‘revistieron’ de democracia son justamente los representantes de las élites decadentes que, al darse cuenta que en las urnas jamás lograrán derrotar al pueblo y a su partido, repiten como si fuera un mantra, que la democracia está en peligro, herida o muerta! Por esta razón y, porque siempre tuvieron el poder en sus manos, recubrieron de “democracia” lo que era en realidad una autocracia.

La autocracia se refiere a un sistema de gobierno que concentra el poder en una sola figura, generalmente se refiere a un solo grupo de poder o élite, cuyas acciones y decisiones no están sujetas ni pueden ser limitadas por el pueblo u otro cualquiera que no pertenezca a la élite gobernante.

Les suena familiar? Pues a mi me remontó a los años anteriores a la conquista del poder por el pueblo en la figura del MAS. Todos los gobiernos, exceptuando el gobierno de Hernán Siles Suazo (UDP), después de ese TODOS los demás fueron una autocracia disfrazada de democracia.

La mentira se arropaba con afirmaciones como: es una democracia joven, todavía no hemos consolidado la democracia y frases por el estilo, que sirvieron para confundir pero, como dice la sabiduría popular: se puede engañar a muchos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo y, cuando el pueblo se cansó de las mentiras de la élite, cuando se cansó de vivir en autocracia, optó por el MAS.
Nuestra victoria no se debió a prebendas, tan comunes en todos los anteriores gobiernos, tampoco a mentiras electorales ni a guerra sucia contra los demás candidatos; nuestra victoria se debió a que la población encontró al movimiento que la representaba, que podía significar un cambio real de la autocracia que se vivía a la democracia tan anhelada.

Estamos construyendo y viviendo democracia desde el primer gobierno del MAS; no existen sistemas perfectos ni recetas infalibles, pero estamos caminando en la construcción de una sociedad más justa, ecuánime y libre. Algunos afirman que no existe libertad de expresión, pero sólo en Bolivia he visto que se dice lo que se quiere en cualquier medio de prensa, se insulta a las autoridades (incluido el Presidente) y no sólo se los insulta, se escriben libros que mellan la dignidad de nuestras máximas autoridades, los periodistas no son presos, expulsados o asesinados como ocurre en otros países hermanos, pero para la élite que perdió el poder de gobernar, no existe libertad de expresión!

Como indiqué en anteriores artículos, la élite putrefacta de nuestro país, en sus pataleos de ahogado decidió hacer marchas y piquetes de huelga de hambre supuestamente en defensa de la democracia, en defensa del voto popular. Como también indiqué, nosotros hicimos uso de los instrumentos que la verdadera democracia ofrece a las personas (sean autoridades o no) para poder habilitar a nuestro hermano Evo Morales para las elecciones del próximo año.

Es un derecho que tenemos porque vivimos en democracia, no en autocracia donde las cosas sucedían sólo si la élite así lo disponía.
Consideramos que la realización del referendo del 21 de febrero del año 2016 fue alterada por algunos representantes de la élite decadente que confundieron a la población con mentiras y afirmaciones temerarias; estas mentiras o medias verdades lograron confundir a un pequeño segmento de la población que no estaba aún decidido por qué opción votar.

Solicitamos la interpretación de la justicia mediante el Tribunal Constitucional y luego nos sometimos al Tribunal Supremo Electoral y, dentro de los instrumentos legales que nos ofrece la vida en democracia nos vimos autorizados para habilitar la candidatura de nuestro hermano presidente Evo Morales.

Ahora les pregunto, si estos pseudo defensores de la ‘democracia’ están interesados en defenderla, porque no aceptan la competencia sana en las urnas? Si el pueblo no quiere que nuestro hermano Evo sea presidente por un nuevo periodo lo dirá en las urnas. Querer impedir que Evo Morales participe, siendo el presidente que mayor aceptación tuvo en toda la historia de Bolivia, no es más que cobardía.

Se puede oler el miedo de la oposición al resultado final de las elecciones cuando nuestro presidente Evo Morales sea elegido por mayoría para una nueva gestión.

Aprendan a vivir en democracia; la autocracia ya es parte del pasado, a ella lo juramos, no volveremos jamás!

Más publicaciones de José Percy Paredes Coimbra

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0