PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Martes 19 de noviembre 2019 Contacto
InicioDestacadasPaísEconomíaEspecialesMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
José Percy Paredes Coimbra

G–20: Apuesta por los pueblos o por intereses económicos de pocos


2018-12-11 - 13:49:16
Hace algunos días tuvo lugar el encuentro de las economías más fuertes del planeta, llamado el G – 20 o grupo de los veinte. Este encuentro se dio en Buenos Aires, Argentina y congregó a las mayores economías, aunque algunas estén enfrentadas entre sí, como el caso de China y Estados Unidos.

Nuestro hermano presidente, Evo Morales, les envió un mensaje solicitando que sus debates procuren centrar su atención en los pueblos del mundo y no así en sus intereses financieros, muy particulares.

Como era de esperar, las grandes economías centraron su atención en cómo expandirse y consolidar su hegemonía en sus respectivas regiones, aunque dieron un espaldarazo al Acuerdo de París sobre el cambio climático, al declarar que este Acuerdo es irreversible y se comprometieron a aplicarlo.

Esta declaración fue una victoria para el presidente francés, Macron, sobre países como Brasil (por declaraciones de su presidente electo) que afirman que el cambio climático no es un tema digno de atención y mucho menos de compromisos entre naciones.

La Unión Europea dejó claro que no va a negociar tratados de comercio con los países que no se apeguen a los postulados del Acuerdo de París. Sin embargo, Estados Unidos representado por su presidente Donald Trump, ratificó su decisión de retirarse del Acuerdo de París, aunque afirmó que continuarán ‘creciendo cuidando del medio ambiente’.
Por lo mismo, la declaración del grupo de los veinte incluye la preocupación por la protección del medio ambiente y apunta a la utilización de energías limpias o alternativas, combinando inversiones públicas y privadas, tratando de disminuir la emisión de gases de efecto invernadero creando, en el proceso, nuevas fuentes de trabajo – que ellos llamaron ‘empleos dignos’.

Compromisos bastante generales que dejaron de lado los conflictos bélicos del planeta y el más reciente conflicto económico entre Estados Unidos y China, que puede terminar en un ‘estrangulamiento’ de economías más pequeñas que necesitan relacionarse comercialmente con cualquiera de estos dos gigantes, que por ahora están en la guerra de los aranceles.

Lamentablemente, nuevamente las declaraciones de buenas intenciones no pasan de ser un saludo a la bandera, porque a pesar de ser signatarios del Acuerdo de Paris, países como Ecuador, Honduras y México, sólo por mencionar algunos, siguen avasallando sus áreas protegidas o reservas y asesinando a las y los activistas que losdenunciany se movilizan para impedir que continúe el saqueo de recursos naturales y la consecuente depredación de áreas boscosas.

El documento final de este encuentro del grupo de los veinte habla de respetar la biodiversidad, sin embargo gobiernos de la región no hacen sus mejores esfuerzos por detener la caza deportiva, el asedio y asesinato de especies como los jaguares, tigres, caimanes y tantos otros animales, sin mencionar a los ‘piratas’ que talan los bosques y áreas protegidas, depredando especies preciosas y semi preciosas de madera que ya se encuentra en extinción.

Y si creen que animales y bosques no tienen nada que ver con el respeto y cuidado de la vida humana, se equivocan groseramente. En nuestras tierras del AbyaYala, el equilibrio entre hombre/mujer y naturaleza ha sido lo que nos ha permitido llegar a este siglo XXI siendo lo que llaman el ‘pulmón’ del planeta. Cualquiera que haya vivido fuera del continente sabe cómo se mueren las personas por afecciones cardíacas, pulmonares y tantas otras, sólo por la mala calidad del aire, del agua o del estilo de vida que llevan.

Nuevamente las grandes economías demuestran su miopía al tratar los temas referentes a la vida del planeta de manera fragmentada, sin querer reconocer que somos un todo, que si en verdad quieren proteger al planeta se debe pensar, comprometerse y actuar holísticamente; mejorar la calidad del aire que respiramos, pasa por mejorar la calidad de empleo que generamos, por mejorar las condiciones de producción para evitar daños ambientales y ofrecer mejores condiciones de trabajo y mejor calidad de producto final, pasa por que las relaciones comerciales entre países no se basen en potencias que imponen y países acorralados entre el cinismo de las grandes economías y las necesidades de su población.

Más publicaciones de José Percy Paredes Coimbra

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0