PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Viernes 15 de noviembre 2019 Contacto
InicioDestacadasPaísEconomíaEspecialesVenezuelaMundoEspectáculosDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
José Percy Paredes Coimbra

Asamblea Constituyente en Venezuela


2017-05-10 - 17:45:41
“SI NO QUIEREN DIÁLOGO, VAMOS A LAS URNAS!”
(Nicolás Maduro)

El primero de Mayo del presente año, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro presentó a su pueblo la propuesta de realización de una Asamblea Nacional Constituyente, donde el pueblo definirá el tipo de gobierno que desea para Venezuela.

La decisión del presidente Maduro, sale al paso de la oposición venezolana que hasta la fecha se ha negado al diálogo, inclusive rechazando la mediación del Papa Francisco, quien se ofreció de buena fe, preocupado con la situación del pueblo venezolano, agobiado por el descenso del precio del petróleo (que obviamente afecta al país) y que además, últimamente es azotado por olas de violencia callejera, promovida por la oposición, con la finalidad de dar una imagen de ingobernabilidad del país.

Lamentablemente ellos (la oposición) ponen las marchas, el caos y la violencia y es el pueblo quien pone los muertos!!

Si ejercitamos la memoria, recordaremos que la situación en Venezuela el año 2002, cuando se intentó dar el golpe de Estado contra Hugo Chávez era similar, nos sorprenderemos al volver a oír o leer viejas arengas y consignas, re vivir marchas violentas, asaltos a los negocios, asesinatos contra personas inocentes y todo atribuido al demoníaco gobierno chavista, sin pruebas ni nada que confirme la afirmación.

En el año 2014, volvieron las mismas acciones callejeras, la misma violencia y los mismos discursos incendiarios contra un gobierno dictatorial que, aparentemente, por su alianza con el demonio, sigue teniendo una fuerte base popular, que lo sostiene y defiende.
Durante el 2014, la oposición fue violenta y beligerante, no fue capaz de articular propuestas coherentes y, al modo antiguo, prefirió “incendiar al país”. El triste saldo de esta actitud egoísta y desproporcionada, fueron 43 personas muertas (36 a manos de los mal llamados guarimberos y 7 a manos de la policía o el ejército) entre febrero y junio.

Estremece pensar o sentir, que lo mismo del 2002, repetido y recargado en 2014, nuevamente nos abofetea este año 2017.

Esta vez una oposición desesperada, que a pesar de haber logrado ser mayoría en el Congreso en diciembre del 2015, quedó sin bases hasta septiembre del 2016 (probablemente porque vendió un sueño y no lo cumplió), sigue sin obtener el poder político que anhela, sigue ciega y falta de proyectos y propuestas, sólo logra repetir y repetir frases que ya ni a ellos convencen.

Este año, en tan sólo un mes de la nueva arremetida de la oposición, tenemos que lamentar el fallecimiento de más de 30 personas. Nuestros hermanos y hermanas que, a pesar del grito, o mejor dicho, del griterío de la oposición, luego de realizadas las investigaciones, se evidencia que no fueron las fuerzas del orden, ni “chavistas” quienes los asesinaron.

Se pudo comprobarque bandas armadas de la delincuencia común están relacionadas con los/las líderes opositores y acompañan sus “manifestaciones de descontento popular”, porque al no contar con un apoyo masivo, necesitan crear caos y confusión, golpeando a transeúntes, a quienes parecen ser chavistas y asaltando negocios, todo con el fin de mostrar al mundo que las y los venezolanos están tan cansados del gobierno que deciden atacar se entre sí, además de crear una gran cortina de humo que luego es mostrada por la “prensa libre” como una manifestación multitudinaria en contra del gobierno de Nicolás Maduro que es “reprimida” ferozmente.

Lo cierto es que la oposición está dando coletazos de moribundo, con cada vez menos base social y altamente fraccionada por los intereses que se cocinan en su interior.

Los opositores reunidos en la MUD (Mesa de la Unidad Democrática), exigían al gobierno que convocara elecciones; en las marchas y plantones que hacían se veían carteles con la consigna: Elecciones ya!.

Ahora se oponen y critican la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente, que es la expresión más democrática posible para atender las demandas de toda la población.

Por iniciativa del presidente, se elegirán a 500 personas que conformarán la Asamblea. Ésta no se sobrepondrá a ningún poder del Estado, ni tampoco los disolverá, coexistirá con ellos, además que su convocatoria está enmarcada en la Constitución, por lo tanto es legal y legítima, a pesar de que la oposición diga lo contrario.

Así lo afirma el abogado constitucionalista HermannEscarrá, quien califica a este proceso como profundamente democrático.
Nicolás Maduro, abrió la ventana de la Constituyente, optando por el diálogo y el debate democráticos, contrariamente a la propaganda que se difunde por la prensa internacional.

Con la convocatoria hecha por el presidente Nicolás Maduro, se abre la posibilidad para que las y los ciudadanos venezolanos, hoy rehenes de la violencia impuesta por la oposición, se liberen y continúen construyendo ese gran sueño del libertador.

Más publicaciones de José Percy Paredes Coimbra

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0