PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Lunes 18 de noviembre 2019 Contacto
InicioDestacadasPaísEconomíaEspecialesMundoEspectáculosDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
José Percy Paredes Coimbra

Cronología de lo absurdo


2017-05-08 - 17:10:36
Generalmente nos informamos antes de opinar, pero, qué pasa si la información que recibimos bombardeada desde medios de comunicación comprometidos con intereses oligárquicos nos rodea y tiene secuestrada nuestra capacidad de discernir, de formar un criterio propio y así analizar objetivamente un hecho?

Probablemente nos encontremos repitiendo como loros los estribillos creados por estos medios para desinformarnos y crear una falsa realidad. Algo así como “repetir tantas veces una mentira que pasa a ser considerada una verdad”.

Hoy quiero referirme a Diego Pary, nuestro embajador ante la OEA. Al asumir sus funciones como presidente del Consejo de Seguridad, el 03 de Abril de este año le pasaron la posta con bomba incluida. Esta fue su primera reunión como Presidente del Consejo Permanente y se debía realizar una reunión extraordinaria para tratar la “crisis de Venezuela” y aprobar o rechazar el informe del secretario Luis Almagro que indica “en Venezuela hay una alteración del orden constitucional que afecta gravemente su orden democrático”.

La bomba a la que me refería, era justamente el accionar injerencista de un grupo de Estados y el secretario de la OEA que, en contra corriente querían sancionar a Venezuela, y no solamente sancionar sino que pedir el tutelaje de este organismo y del Mercosur sobre Venezuela!

Entremos en contexto:
Desde el inicio de este año, Venezuela viene advirtiendo a la OEA que Luis Almagro está haciendo un pobre papel como secretario general, tanto por su injerencia personal en asuntos internos de Estados miembros de la organización, como por su falta de respeto a la organización puesto que utiliza las oficinas y demás infraestructura como si fuera de su pertenencia, realizando reuniones privadas y políticas en dichas instalaciones.

Más allá de las opiniones de cada uno, este tema es de absoluta responsabilidad del Gobierno Venezolano, siendo éste quién puede solicitar ayuda o mediación cuando considere necesario.

El 28 de marzo, se reúne el Consejo Permanente de la OEA para activar la Carta Democrática a Venezuela. En esta ocasión se redacta una Resolución patrocinada por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Estados Unidos de Norte América, Jamaica, México, Panamá y Perú.

De acuerdo a las normas de la OEA, para que una Resolución surta efecto, debe ser refrendada por 18 Estados de los 35 que la constituyen y no 12 Estados como lo que sucedió finalmente.

Lunes 03 de abril, Bolivia, luego de asumir la presidencia del Consejo Permanente, horas antes de que se lleve a cabo la reunión extraordinaria y haciendo uso de sus atribuciones, suspende oficialmente dicha reunión. Los Estados que la convocaron, deciden hacer uso de una chicanería y se auto convocan para la tarde.

Digo chicanería porque a pesar de que Bolivia, presidentedel Consejo Permanente, se encontraba en el lugar (y por lo tanto le correspondía presidir la reunión) ésta es presidida por Honduras.

Los auto convocados asumen que quien va a presidir dicho junte de Estados interesados, será el embajador de Honduras, por ser el miembro más antiguo del Consejo, según ellos. Y así, con un cinismo desbordante, estos Estados pisotean la Carta Democrática Interamericana, pasan por encima de la dignidad de Bolivia y Haití (presidente y vicepresidente respectivamente) y atropellan la soberanía de Venezuela.

Por mucho que interesados insistan en afirmar que Bolivia no estuvo presente, en la filmación de la propia OEA se puede observar como Bolivia, presidente del Consejo Permanente, desde el auditorio, cuestiona la legalidad de dicha reunión que se realizó de manera contraria a todas las normas internacionales y que, los estados interesados, intentan justificar haciendo uso de sus medios de comunicación.

Diría que fue una medida desesperada, pasar por encima de los Estados miembros y de su Carta Constitutiva y, a pesar de haber realizado esa reunión ilegal y vergonzosa, no lograron las 18 firmas o adhesiones que se requería; se adhirieron 11 Estados. Bolivia, Venezuela y Nicaragua abandonaron la reunión en vista de que quienes se auto convocaron no estaban dispuestos a escuchar razones ni entender que su actitud era de franca injerencia en asuntos internos de un Estado soberano como es Venezuela.

Como no lograron la mitad más uno de las adhesiones, no se dio lectura ni se analizó el documento, se lo “aprobó por mayoría”!

Es decir que el atropello al que fueron sometidos los Estados de la directiva no fue suficiente y terminaron insultando la inteligencia de todos los presentes al “aprobar por mayoría”, un documento que en realidad no contaba con el apoyo de la mayoría de los Estados miembros.

A esa reunión extraordinaria asistieron 17 países de los 35 que conforman la OEA.

El 26 de Abril el Consejo Permanente de la OEA acuerda convocar una reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores para considerar la situación en Venezuela.

Viernes 28 de Abril, como respuesta a tanto atropello y falta de seriedad en el cumplimiento de sus funciones, Venezuela decide retirarse de la OEA y presenta su carta de retiro de la organización.

Cuando Bolivia suspendió la reunión extraordinaria el 03 de Abril, lo hizo justamente porque se dio cuenta que no se estaba cumpliendo la normativa de la OEA y que se pretendía atentar contra la soberanía de una Estado hermano.

Cuando nuestro embajador ante la OEA nos informó que no se podía llevar a cabo esa reunión porque la documentación pertinente no había sido presentada, los opositores en Bolivia rasgaron vestiduras y, en muchas publicaciones se pudo leer “el indio no sabe leer”, “eso pasa por enviar a gente que no sabe nada”, en fin una serie de insultos tomando como base el origen étnico del embajador Pary.

Estos/as detractores/as no se dieron la molestia de averiguar que cualquier documento que va a ser analizado, ya sea en reunión ordinaria o extraordinaria, debe ser presentado con tres días de anticipación como mínimo y, la secretaría debe hacer llegar copias a todos los Estados miembro como mínimo un día antes.

Esto está estipulado en el reglamento del Consejo Permanente, no es una invención de Bolivia ni de su embajador. Si no se cumplieron estos tiempos, no se puede llevar a cabo la reunión solicitada. Así de simple.

El tiempo le dio la razón a nuestro embajador en la OEA y, por esas actitudes prepotentes, beligerantes y abusivas de algunos, Venezuela inicia su proceso de alejamiento de la OEA y este organismo pasa por el momento más oscuro de su larga existencia.

Si la situación está tan crítica en Venezuela, porque no instan a la oposición venezolana a aceptar la mediación del Papa Francisco y llegar a soluciones pacíficas? Porque están apostando al intervencionismo y alentando a la violencia? Me pueden responder?

Más publicaciones de José Percy Paredes Coimbra

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0