PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Miércoles 18 de septiembre 2019 Contacto
InicioDestacadasPaísEconomíaEspecialesEspectáculosVenezuelaMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Fernando Rodriguez Mendoza

Fallas estructurales en la relación laboral


2017-04-05 - 16:45:36
Es reiterativa la posición que asumen los dirigentes sindicales en temas laborales, que se reduce a la simple fórmula de exigir, exigir y exigir. No les interesa (a los de antes ni a los de ahora) no solo analizar, si no por lo menos considerar que en la ecuación laboral, las fuentes de trabajo, para las que se necesita trabajadores, son creadas por los empresarios que invierten, obviamente esperando un retorno de utilidad, y que sin esta inversión no hay fuentes de trabajo y, en una redundancia absurda, no hay trabajadores.

En esa negativa y retrograda posición, los dirigentes sindicales exigen que el Gobierno dicte leyes, no para resguardo del empleo, sino buscando únicamente el beneficio del trabajador, sin interesarles la existencia de fuentes de trabajo. En esa exigencia, el Gobierno (los de antes y el de ahora) empiezan a dictar leyes a troche y moche que pueden ser contradictorias o no, pero que cumplen con la exigencia del momento, y todas esas leyes, que supuestamente favorecen al trabajador, al final los perjudica porque su aplicabilidad genera una serie de exigencias de difícil cumplimiento para el empleador, que prefiere o cerrar la empresa o disminuir personal.

Alguien dijo que el exceso de legislación protectora está produciendo un efecto perverso, que perjudica la generación de empresas. El frio análisis de las diferentes normas laborales evidencia que al final su resultado es contrario al esperado, porque se obtienen normas que no respetan un sano equilibrio entre lo que se exige y lo que debe producir para cumplir esas exigencias.

Se ponen los pelos de punta al pensar que se dicte una nueva Ley General del Trabajo, por supuesto que a espaldas del empresario,que para los sindicalistas no tiene vela en este entierro; solo tiene que cumplirla,por imposición, por presiónde esos dirigentes sindicales ya tienen la maestría suficiente para conseguirla. Mientras se mantenga la ecuación fallida de que a los trabajadores debe dárseles lo que pidan, pero que no deben dar nada en contraparte, seguiremos peor de lo que ya estamos en inversiones y creación de fuentes de trabajo, manteniéndonos en el subdesarrollo.

Más publicaciones de Fernando Rodriguez Mendoza

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0