PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Martes 19 de noviembre 2019 Contacto
InicioDestacadasPaísEconomíaEspecialesMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Fernando Rodriguez Mendoza

Misceláneas de un inefable país


2016-11-03 - 17:38:54
Bolivia independientemente de que sea república o estado plurinacional, ha sido, es y, con pena lo reconozco, seguirá siendo un país en el que ocurren barbaridades inexplicables y que además no le mueven un pelo a la sociedad civil.

No me referiré a los bloqueos y trancas tanto físicos (transportistas, gremiales, juntas vecinales….) como mentales (autoridades que no entienden lo que deben hacer o dejar de hacer), siento absoluta necesidad de poder compartir las impotencias que debemos sufrir en cualquier momento, y permítanme señalar algunos casos concretos: un niño de corta edad junto con sus amigos juegan al circo y por un inesperado hecho sufre un accidente que lo pone entre la vida y la muerte, sus padres van a un hospital y no lo reciben y obvio, ni lo atienden; van a otro y ocurre lo mismo, hasta que llegan a uno más grande, donde lo reciben pero el niño muere por falta de atención desde su accidente hasta terminar su peripecia mortal con la grave desesperación de sus impotentes padres.

Una persona de bajos recursos económicos estuvo en el lugar equivocado el momento equivocado y se lo acusó de asesinato con violación de una niña, lo encarcelan, imputan y durante ocho largos meses él aducía su inocencia, nadie lo atendía y seguía privado de su libertad. Por esas cosas de la vida, las investigaciones descubren a los verdaderos asesinos y violadores, tengo entendido que son confesos y aquel acusado empieza un nuevo calvario para que le devuelvan su libertad injustamente arrebatada y, finalmente, cuando la autoridad pertinente debería pedirle disculpas y en su caso resarcirle de alguna manera esa grave injusticia, va ante el juez y le dan medidas sustitutivas, es decir, eres inocente, pero seguimos considerándote culpable. En este país, no hay autoridad ni institución que pueda ver este acto de injusticia y castigo inmerecido a un inocente y hacer lo que corresponda.

Se descubre una zona del país en la que los vehículos de contrabando circulan sin papeles ni placas (actos ilegales), no pagan impuestos de ninguna clase (otra ilegalidad más) y ¿quiénes son los que defienden esta actividad delincuencial? nada menos que las autoridades edilicias encargadas de hacer cumplir la ley.

Es triste que cada día asistimos impotentes a demasiados casos similares.

Más publicaciones de Fernando Rodriguez Mendoza

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0