PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Domingo 19 de enero 2020 Contacto
InicioDestacadasPolíticaEconomíaPaísEspecialesMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Marcelo Ostria Trigo

La barbarie terrorista


2016-07-20 - 19:07:27
El terrorismo está sembrando dolor y angustia en todo el mundo. Pareciera que ya ha llegado la hora 25 —la imaginada por Virgil Gheorghiu—, que marca el tiempo en que nada podemos hacer para salvarnos. Los ciudadanos, solos, no tienen cómo defenderse, y nadie los protege efectivamente de la violencia ciega de los fanáticos.

El terrorismo no es nuevo, pero ahora ha crecido en número de atentados y en ferocidad. Ya no se trata del fanático solitario que buscaba una víctima para cebar su odio. Ya no es el tiempo en que se lamentó el asesinato de Abraham Lincoln, el presidente que liberó a los esclavos en su país, por un orate solitario; ni el de Sissi —la emperatriz austriaca— por un anarquista italiano; ni el de Sarajevo que segó las vidas del archiduque Francisco Fernando y de su esposa que desató la Primera Guerra Mundial. Ahora, las víctimas del terrorismo son todos, políticos y no políticos, mujeres y niños, empleados, intelectuales, estudiantes y trabajadores: penosamente, los que son inocentes.

La cadena de atentados ya es muy larga. Las bombas de los terroristas mataron a casi un centenar de personas en la sede de la AMIA en Buenos Aires —seis eran trabajadores bolivianos. Fueron más de tres mil las víctimas en el atentado contra las torres del World Trade Center en Nueva York, mientras cientos perdieron la vida en el teatro Dubrovka de Moscú, por la ferocidad de un grupo de terroristas islámicos chechenos. Muchos también murieron en el atentado de la estación de Atocha en Madrid, en el tren subterráneo de Londres y en los ataques de fanáticos contra Israel. Conmueven ahora los recientes atentados en París, Bruselas, el aeropuerto Ataturk de Estambul, Iraq, Bangladesh, el Magreb. La lista es muy larga. Ahora, le ha tocado el fatídico turno a Niza, donde un terrorista islámico mató a más de 80 personas —incluyendo niños—, atropellándolos cuando festejaban el aniversario del día en que los franceses eligieron la libertad.

¿Habrá alguna manera de frenar la violencia ciega de los terroristas? Sin duda éste es un reto para la humanidad. En el pasado se intentó concertar internacionalmente acciones de defensa contra el terrorismo; desde 1963 se suscribieron 13 tratados multilaterales y en América se aprobó la Convención Interamericana contra el Terrorismo de 3 de junio de 2002. Sin embargo, la experiencia de los últimos años muestra que aún falta mucho por concertar y mejorar en inteligencia y control, para librar al mundo de esta cruel pesadilla, cada vez más frecuente y más violenta

Más publicaciones de Marcelo Ostria Trigo

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2020
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0