PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Jueves 09 de julio 2020 Contacto
InicioDestacadasMás recienteBoliviaEspecialesSociedadMundoMás leídoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Marcelo Ostria Trigo

En el lado equivocado


2016-06-29 - 10:28:39
Evo Morales, sobre Luis Almagro, dijo: “Conspira contra los gobiernos democráticos". Esto por la convocatoria del Secretario General de la OEA al Consejo Permanente para presentar su informe sobre la dramática situación en se encuentra Venezuela, y se inicie el debate sobre la posible aplicación de la Carta Democrática Interamericana al gobierno de Nicolás Maduro por violar los derechos humanos y por la quiebra institucional en ese país

Hasta hace poco, parecía que la OEA estaba dominada por el neopopulismo, y que, por ello, rondaba la idea de sustituirla con un organismo sin Estados Unidos ni Canadá. Por ello, la iniciativa de crear UNASUR fue apoyada con entusiasmo por Venezuela.

En mayo de 2015, fue electo Secretario General de la OEA el ex Canciller uruguayo Luis Almagro; militante del Movimiento de Participación Popular (MPP) —partido integrante del gobernante Frente Amplio—, fundado por miembros de la organización guerrillera Tupamaros. No se esperaba, por ello, un cambio en la OEA. El gobierno uruguayo al que pertenecía Almagro, fue aliado del fallecido presidente Hugo Chávez, y ahora de Nicolás Maduro. Pero Almagro sorprendió para bien de la democracia. Advirtió que la situación venezolana es dramática; que la crisis es atribuible a la desidia, ineficacia y corrupción del gobierno chavista; que son continuas las violaciones de los derechos humanos; que no hay separación de poderes, y que se procura desconocer la Asamblea Nacional, ahora integrada mayoritariamente por parlamentarios de la oposición.

El Consejo Permanente sesionó el pasado 23 de junio, pese a la oposición de las delegaciones de Venezuela y de sus aliados, entre ellos, Bolivia, Ecuador y Nicaragua. Es que el chavismo ya no es el mismo y ahora puede ser derrotado, pues languidece políticamente y está empantanado y no sabe cómo salir de la crisis ni resolver los problemas de su país. Y está perdiendo respaldo.

Pese a la exasperación de la canciller venezolana y a su pedido de renuncia del Secretario General —pedido que el delegado boliviano que respaldó con estridencia—, la mayoría votó por aceptar el duro informe de Almagro. Esta votación marca un antes y un después de la influencia chavista. No valió la estridencia de la canciller venezolana ni la agresividad de los delegados de Bolivia y Ecuador, para mantener el viejo y ya perdido predicamento populista.

La OEA ha cambiado. Respaldar al chavismo en este organismo no es serio; es estar en el lado equivocado. Y ese es el lado que, lamentablemente, hemos escogido.

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2020
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0