PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Martes 12 de noviembre 2019 Contacto
InicioDestacadasPaísEconomíaEspecialesVenezuelaMundoEspectáculosDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Fernando Rodriguez Mendoza

Cumbre de justicia


2016-03-29 - 18:54:55
Esta prevista para junio la cumbre de justicia, cuyo objetivo, según la convocatoria oficial, “es evaluar el sistema judicial y no sólo proponer el cambio de leyes”. “La cumbre es precisamente para evaluar eso, si no sentamos de una vez en esa bendita Cumbre, para no solo diagnosticar la justicia en conjunto de forma colectiva y además trazarnos una estrategia de transformación de la justicia. El objetivo de la Cumbre es diagnosticar y poner soluciones”, dijo un diputado.

Es un objetivo demasiado amplio y muy poco práctico para enfrentar un grave problema, de no fácil solución, que es transformar la justicia. Encarar este tema no es para que lo solucione una cumbre, se trata de modificar y asumir políticas de Estado de verdadera transformación que se reflejen en todos los campos, para particularizar no en la justicia sino en la administración de justicia, que es donde realmente se presentan profundos problemas y que una cumbre, ojala, pueda identificarlos para buscar las soluciones.

Hay que reiterar que existe una confusión: que los jueces fueron elegidos por voto popular, y eso no es cierto, solo los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, del Consejo de la Judicatura y del Tribunal Constitucional fueron elegidos por voto; los jueces son designados por el Consejo de la Judicatura y deben hacerlo mediante concurso de méritos y exámenes de competencia (art. 195.8 de la Constitución) algo que en la cumbre debiera conocerse, si se cumplió o no este mandato, porque su incumplimiento es parte innegable de la mediocridad imperanteen la administración de justicia.

El problema de la justicia es estructural y viene desde siempre, va desde aspectos materiales como ausencia de infraestructura adecuada, pasando por la mala preparación profesional, con una remuneración inadecuada para el tipo de responsabilidades que asumen los administradores de justicia, hasta llegar al mayor de sus problemas, que es la injerencia política y sus innegables connotaciones de corrupción.La solución es integral, es de conducta y de respeto institucional, hay que eliminar intereses y presiones políticas, entre otras. Ojala se vislumbre una solución.

Más publicaciones de Fernando Rodriguez Mendoza

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0