PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Domingo 17 de noviembre 2019 Contacto
InicioDestacadasPaísEconomíaEspecialesVenezuelaMundoEspectáculosDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Fernando Rodriguez Mendoza

Imposturas que agreden


2015-10-23 - 20:46:27
A pesar de los logros positivos en las tres últimas gestiones de Gobierno que se muestran en la inclusión social conseguida muy por encima de lo que se había logrado con la revolución de 1952, no alcanzan para cubrir otras situaciones de honda preocupación como que en estos últimos años se ha ido destruyendo metódicamente el estado de Derecho; el incremento de la corrupción y la continua desinstitucionalización, lo que debería habernos revestido con una pátina de no me importismo, pero inevitablemente asistimos a actos gubernamentales que siguen lastimando lo más profundo de nuestros sentimientos patrióticos.

La autoridad para las regulaciones laborales entre trabajadores y empresarios es el ministro de Trabajo, y, increíble pero cierto, ante un conflicto preocupante de exigencias sindicales de cobro de dominicales que por ley no se aplica a esa empresa, el propio ministro de Trabajo encabeza una marcha sindical apoyando las indebidas exigencias de los trabajadores, dejando en evidencia una indefensión para la empresa que ya no tiene dónde acudir para hacer respetar sus ya mellados derechos. Una impostura inconcebible de la autoridad ministerial del trabajo.

El pago del segundo aguinaldo es únicamente una nueva forma de clientelismo y de rentismo que tanto daño hace a la vida del país, sin entrar a analizar este pago forzoso, no se puede dejar de considerarla posición del ministro de Finanzas, que en una entrevista le preguntaban sobre el cierre de empresas por esta gravosa imposición y la máxima autoridad económica decía que las empresas públicas que estén mal y no puedan pagar este doble aguinaldo se cierren; ese es un problema del Gobierno, lo que lastima el sentido común es la segunda declaración de que las empresas privadas que no puedan pagar este segundo aguinaldo debían cerrarse, sin considerar la pérdida de fuentes de trabajo, el desempleo de los trabajadores, a quienes supuestamente beneficiaría este segundo aguinaldo. Es una impostura total que la autoridad económica del país no considere ni le importe lo negativo del cierre de fuentes de trabajo.

Más publicaciones de Fernando Rodriguez Mendoza

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0