PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Viernes 06 de diciembre 2019 Contacto
InicioDestacadasPolíticaEconomíaPaísEspecialesMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Fernando Rodriguez Mendoza

Una generación políticamente frustrada


2015-08-18 - 18:41:15
El expresidente de la República Jaime Paz Zamora, en una extensa entrevista periodística, a su manera y estilo, manifestó una serie de consideraciones sobre el estado actual del país, partiendo y comparando –obviamente- con los tiempos en los que era un joven político y luego presidente; y en una de sus declaraciones dijo que la institucionalidad democrática de Bolivia está en peligro. Ante esta afirmación el vicepresidente del Estado Plurinacional respondió que son las palabras de una generación "frustrada" políticamente por no haber sido parte de la revolución.

No me corresponde asumir defensa por ningún político de entonces ni de ahora; no obstante, considero que esas generacionesde los años 70 y 80,a las que se refiere el vicepresidente, sí fueron parte importante de varios hechos que permitieron llegar a la situación actualde Bolivia.

En primer lugar, lucharon y consiguieron la instauración de la democracia en la República; si no se la hubiera conseguido, el masismo no habría podido llegar al Gobierno, ya que lo hizo a través de las urnas y eso lo logró esa generación ‘frustrada’.

En segundo lugar, por diferentes razones se entró a un remolino económico que llevó a una de las más altas hiperinflaciones en tiempos paz y fue justamente un gobierno con integrantes de la llamada generación frustrada la que recuperó la economía boliviana, poniéndola a niveles de competición y seguridad para que el país pudiera seguir adelante.

En tercer lugar, se asumieron políticas en el marco del neoliberalismo que permitieron a Bolivia poner en el tapete las reservas de hidrocarburos, cuyos beneficios son los que el actual Gobierno disfruta y dilapida.

Si no hubiera habido esa generación de políticos, que con luces y sombras mantuvieron al país en funcionamiento, seguiríamos en un contexto negativo, de golpes de estado o de partidos populistas, sin el ingrediente social que se tiene actualmente. Sin temor a equivocarme, el presidente es producto de toda esa política que lo llevó al poder. No es buena consejera la soberbia y es indispensable en toda circunstancia dar al César lo que es del César.

Más publicaciones de Fernando Rodriguez Mendoza

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0