PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Lunes 18 de noviembre 2019 Contacto
InicioDestacadasPaísEconomíaEspecialesMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Fernando Rodriguez Mendoza

Error, grave y perjudicial


2015-07-31 - 18:03:02
Bolivia anuncia con bombos y platillos que se firmó el protocolo de adhesión al Mercado Común del Sur (Mercosur) después de varios intentos que se iniciaron en el Gobierno de Sánchez de Lozada que buscaba la inserción boliviana con un enfoque de apertura y, ahora, este Gobierno lo hace con un enfoque ideológico, desconociendo ambos las consecuencias negativas integrales de esa decisión para la economía boliviana.

Un argumento esgrimido por el Gobierno -“el ingreso a este gran mercado ofrecerá nuevas oportunidades y ventajas comerciales para la oferta nacional, en especial de productos no tradicionales”- cae por su base, considerando que la producción boliviana de productos no tradicionales -y mucho menos la producción industrial-no podrá hacer frente a dos colosos productores de esos mismos productos, que son Brasil y Argentina.

El trato en el Mercosur desde su creación fue totalmente disímil en relación a Uruguay y a Paraguay por parte de Argentina y Brasil. Uruguay poco puede hacer porque, además, se encuentra en medio de ambos y su dependencia es innegable e insustituible. Paraguay viene sufriendo el ataque a su producción agrícola, que lo obligo a buscar mercados diferentes porque es muy difícil competir con la producción de los dos colosos sudamericanos.

Ahora, Bolivia basa su relación con los países del Mercosur en un 94% en la exportación de gas y el 6% en leche en polvo, bananas frescas, aceites crudos de petróleo y sulfato de bario natural entre otros (datos oficiales del IBCE), lo que significa que exportamos (fuera del gas) $us. 3.000 millones e importamos más de $us. 18.000 millones, una gran desproporción. Además,el ingreso formal al Mercosur obliga a cumplir las exigencias de este mercado conjunto y estamos lejos de poder llegar a dichas exigencias.

Ante esta decisión política gubernamental, queda únicamente en contrapartida la ineludible decisión del pueblo boliviano. Por mandato constitucional del artículo 257.II.3 es obligatoria la convocatoria a un referendo popular vinculante para la ratificación o no del ingreso de Bolivia al Mercosur.

Más publicaciones de Fernando Rodriguez Mendoza

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0