PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Jueves 14 de noviembre 2019 Contacto
InicioDestacadasPaísEconomíaEspecialesVenezuelaMundoEspectáculosDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Fernando Rodriguez Mendoza

El altar del Cristo


2015-06-29 - 19:42:04
En el lugar de la plaza de las banderas se está terminando de construir un altar en el que el papa Franciscocelebrará misa cuando visite Santa Cruz. Inicialmente, debo confesar, consideraba un gasto insulso incurrir hacer dicha construcción, conociendo la humildad del papa. Ahora, al ver casi finalizado el altar, noto con mucha satisfacción que se trata de una obra que enriquece la belleza de esta ciudad.Es una réplica de un templo jesuítico cuyas versiones originales tenemos desparramadas en la geografía chiquitana y que representan el trabajo misionero de aquellos que, en tiempos de la Colonia, vinieron de tierras lejanas a introducir la doctrina cristiana y dejaron esas bellas construcciones en las diferentes iglesias de los pueblos orientales.

Este tema, además,permite ver la gran diferencia que tenemos en Bolivia,en el occidente, por una parte, y en el oriente, por la otra, sobre la forma, manera y objeto de la Colonia. Al ver los templos de las misiones y escuchar la música que interpretan originarios orientales, una hermosa música barroca con fama internacional, se puede inferir que la colonización en el oriente boliviano se hizo con amor, llevando el catecismo cristiano de paz, fe y alegría. Todo esto se refrenda porque el porcentaje de católicos en el oriente boliviano es muy alto en relación a las otras regiones del país.

En cambio, la Colonia, en el altiplano boliviano, tuvo una conducta depredadora, esclavista, explotadora, sin miramientos ni consideración con la población indígena, creándose figuras tan detestables como la mita y la encomienda, ocasionando así el natural rencor de sus habitantes originarios ante semejante abuso e injusticia.

Esas actitudes tan diferentes en la Colonia, han marcado un sino propio en cada región y, en función de esos designios, se ha venido desarrollando la actividad de este país.

Volviendo al tema de este artículo, el altar del Cristo quedará como la marca permanente de un pensamiento positivo y de construcción serena de una región que busca trabajar y producir en paz.

Más publicaciones de Fernando Rodriguez Mendoza

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0