PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Domingo 15 de septiembre 2019 Contacto
InicioDestacadasPaísEconomíaEspecialesEspectáculosVenezuelaMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Saúl Dávila Tórrez

¡Alerta nuclear global!


2015-04-27 - 16:33:15
(PARTE I)
Indicios más que evidentes apuntan a que el mundo se prepara para un grande y siniestro acontecimiento nuclear, y las naciones de hegemonía global vienen acomodando las fichas adecuadas para dar el jaque mate al planeta en un plazo de tiempo que llamaremos indeterminado.

La agrupación global Campaña Internacional para la Abolición de Armas Nucleares (ICANW, por sus siglas en inglés), informa que 17.300 armas nucleares están en posesión de 9 países, donde Estados Unidos y Rusia mantienen el predominio con más del 90% del arsenal mundial. Diversas fuentes señalan que ambos países tienen alrededor de 2.000 ojivas nucleares desplegadas, cada uno, preparadas para cualquier eventualidad.

Si se detonara una cabeza nuclear sobre una gran ciudad, podría matar a millones de personas con efectosmedioambientales catastróficos y en la salud humana por varias décadas. Pese a los intentos de algunos líderes mundiales de implantar un mundo libre de armas nucleares, nunca se desarrolló un plan concreto para destruir sus arsenales.

Como parte fundamental de la alianza OTAN, 5 países europeos comparten armas nucleares conEE.UU..Otras 20 dicen confiar en el poderío nuclear de Norteamérica. Actualmente, 40 países cuentan con reactores para el uso de armas de ese rango. El know-how nuclear se ha expandido al punto que más naciones en el mundo puedan desarrollar tecnología nuclear-letal.

Dentro del contexto de la hegemoníageopolítica y el conflicto de interes económicos, las potencias mundiales,al parecer juegan al video-gamedela guerra de las estrellas en sus estados mayores militares para demostrar su ostentoso poderío.

El periódico Aurora de Israel, que se edita en español, en su edición de 09/03/2015, en su página Línea Directa, con título “Importancia estratégica y conflictos de intereses –Los cambios en el mercado mundial del petróleo”, afirma que la caída de los precios mundiales del petróleo es “otro golpe a Irán y Rusia”, que se encuentran bajo sanciones económicas. Entiende que tanto la acusación de Irán a Arabia Saudí de llevar a cabo una guerra por el petróleo -y la amenaza con responder a ella-, “ponen de relieve el peligro del proceso nuclear iraní a la estabilidad del Golfo Pérsico, en particular; y para el mercado mundial en general”.

Por su parte el periódico alemán Die Weltcon base en "agencias de inteligencia occidentales"informó que Irán desarrolló al menos un ensayo nuclear en Corea del Norte en 2010. La información refuta las evaluaciones de la inteligencia estadounidense que afirma que no hay "evidencia concreta" de que Irán esté desarrollando armas nucleares.

El temor latente es que este conocimiento nuclear caiga en manos de grupos extremistas, lo cual generaría un estado de caos mundial; aunque igualmente demencial sería si líderes de estados reconocidos por la ONU provocarían una cadena nuclear destructiva que aniquilaría el planeta.Este jueves, 23,el Wall Street Journal, dio a conocer que expertos nucleares chinos estiman que Corea del Nortepodría contar, ya, con 20 cabezas nucleares, y con la capacidad de enriquecer uranio suficiente para duplicar esta cifra antes de 2016.

Militares de EE.UU. y Rusia advierten sobre un ApocalipsisNuclear

Las actuales tecnologías militares y estrategias nucleares de las potencias mundiales “representan una amenaza mucho más verosímil, hoy más que nunca,de que se produzca un apocalipsis nuclear;mucho más que durante la Guerra Fría”, publica The New York Times, en su edición de 19/04/2015, en base a advertencias realizadas por dos generales, uno de EE.UU. y otro de Rusia, en la página de opinión del rotativo neoyorkino.

James E. Cartwright, exgeneral del Cuerpo de Marines, vicejefe del Estado Mayor Conjunto y comandante del Comando Estratégico de Estados Unidos, es presidente de la Comisión Cero Global sobre la Reducción del Riesgo Nuclear; y Vladimir Dvorkin, general de división retirado que dirigió el Instituto de Investigación de Fuerzas de Cohetes Estratégicos de Rusia, aseveran que el riesgo de que se produzca un conflicto nuclear "accidental" en el mundo es extremadamente alto, según escriben en The New York Times.

“Nos encontramos en un entorno estratégico cada vez más riesgoso, la crisis de Ucrania ha amenazado la estabilidad de las relaciones entre Rusia y Occidente, incluida la dimensión nuclear”, apuntan, recordando que la misma se evidenció el pasado mes de marzo, cuando se informó de que funcionarios de defensa rusos aconsejaron al presidente Vladimir Putin activar el estado de alerta del arsenal nuclear de Rusia, durante la última crisis del año en Crimea.

“Destrucción mutua asegurada”

Afirman que debido a los escasos resultados diplomáticos en aliviar la nueva tensión nuclear, la situación se torna más crítica para Rusia y EE.UU. respecto a las presiones de "usar o perder fuerzas nucleares durante una crisis, y minimizar el riesgo de un lanzamiento equivocado”. La doctrina de "la destrucción mutua asegurada" está latente en relación al ataque nuclear de la Guerra Fría, de las tres opciones estratégicas: Primer ataque; lanzamiento de advertencia y; post-ataque, represalias.

La decisión de activar el alerta con la intención de lanzar uno de los misiles nucleares antes de ser destruido, se realiza basada en la información de los satélites de alerta temprana y el radar de tierra. Debido a los tiempos continentales de vuelo de 15 a 30 minutos de misiles estratégicos, la decisión de lanzar un misil, después de una alerta de un aparente ataque, debe hacerse en minutos. Para ambos lados estos plazos son muy cortos y el hecho de que las oportunidades de las decisiones sean poco meditadas, es muy real. El lanzamiento de un misil en caso de alerta, pone una enorme presión sobre las cadenas de mando nucleares de ambos países.

“Por tanto, este es el escenario más riesgoso ya que las provocaciones o mal funcionamiento pueden desencadenar una catástrofe global. Aunque, dado que los sistemas de información basados en computadoras están en vigor y la probabilidad de un error ha sido minimizado, sin embargo la aparición de amenazas de guerra cibernética ha aumentado las posibilidades de alertas falsas en los sistemas de alerta temprana, la posibilidad de un error que no se puede descartar”, previenen los firmantes del artículo.

Funcionarios estadounidenses restan importancia a la opción de lanzamiento en caso de alerta, sustentan más bien las ventajas de post-ataque-represalia, que permitiría más tiempo para analizar la situación y tomar una decisión inteligente. La exUnión Soviética y la Rusia actual nunca declararon de forma explícita que seguirían esa estrategia; sin embargo, el énfasis en utilizar lanza-misiles móviles y submarinos estratégicos implica una dependencia similar sobre la capacidad de absorber un ataque, y llevar a cabo ataques de represalia.

Según la publicación en cuestión, “hoy, sin embargo, el sistema de alerta temprana de Rusia está comprometida. El último de los satélites que habría detectado los lanzamientos de misiles desde el territorio y submarinos de Estados Unidos, dejó de funcionar el pasado otoño. Esto ha suscitado dudas sobre la capacidad misma de Rusia para llevar a cabo ataques de lanzamiento en caso de alerta”.

Rusia despliega unidades de radar

Añaden que para compensar la pérdida de su sistema basado en el espacio, Rusia ha desplegado unidades de radar prefabricados que se pueden configurar de forma rápida a lo largo de sus fronteras. Algunos de estos ya son operativos; algunos todavía se están probando. A diferencia de las redes de satélites, el radar puede proporcionar información precisa sobre la escala y la orientación de un ataque con misiles, pero solo una vez que un misil haya entrado en su territorio, lo que probablemente será de 10 a 15 minutos después del inicio del ataque nuclear enemigo.

A seguir, el artículo de opinión en pauta, refiere que “en teoría ninguna cabeza sensata de un Estado autorizaría una orden de lanzamiento en caso de alerta después de recibir información de que un solo misil, o un pequeño número de misiles fueron enviados, en el supuesto de que esto no fue un ataque intencional a gran escala. Pero la doctrina de lanzamiento en caso de alerta todavía rige en Rusia y los Estados Unidos; en tal situación el riesgode un error catastrófico, por pequeño que sea, permanece”.

Sugerencia: Retomar conversaciones

Añade que, “este riesgo debería motivar a los presidentes de Rusia y Estados Unidos para tomar decisiones en conjunto, a fin de eliminar el concepto de lanzamiento en caso de alerta de sus estrategias nucleares. Ellos deben restituir las conversaciones de militares a militares, que fueron suspendidas por la crisis de Ucrania, para seguir este stand-bajo como una prioridad urgente. (Una decisión conjunta sobre esto no desestabilizaría la disuasión nuclear: Ambos países todavía tienen fuerzas nucleares diseñadas para resistir un ataque de primer golpe, garantizando ataques de represalia)”.

Para reforzar este acuerdo, los suscriptores del artículo, recomiendan que ambos países deberían abstenerse de realizar ejercicios militares que implican la práctica de lanzamiento de misiles sobre la base de información de los sistemas de alerta temprana. “Aunque este sistema de seguridad aún no puede ser totalmente verificado, sería una valiosa contribución a la estabilidad estratégica y, por supuesto, a la prevención de una guerra nuclear accidental. Este sería un paso positivo antes de la Conferencia de Revisión del Tratado de No-Proliferación en la que las Naciones Unidas será el anfitrión, al final de este mes”, sustentan.

Finalmente aseguran que en períodos de aumento de las tensiones y los tiempos de decisión reducidos, la probabilidad de error humano y técnico en sistemas de control aumenta. “El lanzamiento en caso de alerta es una reliquia de la estrategia de la Guerra Fría, cuyo riesgo hoy es muy superior a su valor. Nuestros líderes necesitan con urgencia dialogar y esperamos, de mutuo acuerdo, desechar este protocolo obsoleto antes de que ocurra un error devastador”, concluye la nota escrita por los militares,ruso y estadounidense, publicada por The New York Times.

* Periodista
[email protected]

Más publicaciones de Saúl Dávila Tórrez

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0